Descubre el mejor fisting anal de Barcelona

El fisting anal se designa a aquella práctica donde se realiza la inserción parcial o completa del puño dentro del recto. Esta práctica sexual proporciona un placer a quien la recibe y la posibilidad de conectar con la pareja a un nivel más íntimo. Atrévete a descubrir nuevas formas de placer con esta práctica llena de erotismo y sexualidad, descúbrela en La Vie en Rose. Ver más

 

¿Qué es el fisting anal?

 

Para aquellos que no conozcan el término, el fisting anal o fistfuck - traducido al español como “follada de puño”- es la práctica que se realiza para obtener un nivel de placer más intenso, recomendado única y exclusivamente para valientes.

 

Sí, como ya os habréis imaginado, esta práctica que proviene de las prácticas sadomasoquistas tiene como característica la introducción total del puño en el recto del acompañante, e incluso, alargando un poco más el placer hasta completar la introducción parcial del brazo. Aunque parece una práctica vinculada estrechamente al entorno BDSM, lo cierto es que tiene mucha popularidad, conocida por sexólogos, muy practicada en clubes y, como no, realmente popularizada dentro de la industria pornográfica.

 

Si quieres probar más allá de tus límites del placer o simplemente ya eres un fanático renombrado del fist-fuck, ven a pasar un rato de lo más erótico y salvaje con la compañía de las escorts para fisting anal más hermosas de La Vie en Rose.

 

Cómo realizar un buen fisting anal

 

Para realizar la práctica del fisting anal sin preocupaciones debe de haber una serie de normas y tips que cumplir. Aquí te dejamos algunos de ellos para que puedas disfrutar de esta parte del acto sexual de forma plena, tranquila y, sobre todo, placentera.

 

Debemos de ser conscientes de que el recto es una zona estrecha y llena de terminaciones nerviosas, por lo que hay una serie de normas a seguir cuando se lleva a cabo el fist-fuck. En primer lugar y siguiendo las recomendaciones de sexólogos y sexólogas, se debe de respetar 4 normas básicas: la primera, antes de comenzar la práctica limpiar bien las manos con agua y jabón, también podéis optar por una ducha erótica para iros poniendo a tono y así hacer que todo fluya con más facilidad. En segundo lugar, utilizar un lubricante adecuado con tal de que las paredes y manos queden humectadas y sea más fácil realizar la introducción del puño en la zona. Otra de las recomendaciones es la posición, algunas de las posiciones más cómodas para realizar el fisting son tumbando boca abajo a la pareja o subiendo su zona pélvica con cojines para ayudar en el momento de la introducción. Y, por último, la comunicación entre la pareja. Esto será de especial utilidad para saber cómo se está en cada momento y para tratar con la escort qué movimientos son mejores para alcanzar el clímax.

 

La clave de un buen fisting anal reside en introducir los dedos de la mano previamente lubricada en el ano. Tómatelo como una experiencia placentera, déjalos jugar, palpa y siente las necesidades de tu pareja y luego, realizando suaves movimientos una vez el ano esté relajado, acaba por introducir la mano entera y, posteriormente, colocar la forma de puño. Puedes seguir con esta práctica hasta llegar al clímax o, llevarla un poco más allá introduciendo parte del brazo en el recto de tu acompañante, eso sí, previamente lubricado. Y una vez hecho esto… ¡solo queda disfrutar!

 

Variedades de fisting anal

 

¿Sabes que hay diferentes variedades de fisting? Aparte de la posición del fisting anal clásico donde el pulgar se coloca oculto entre la palma, encontramos la variante donde éste sale levemente entre el índice y el corazón, de esta forma queda una protuberancia más que dará más placer a nuestra pareja durante la práctica.

 

También podemos encontrarnos otras posiciones, como el silent duck o pato silencioso, llamado así ya que la mano simboliza el pico de un pato al quedar todos los dedos apoyados en el pulgar. Es una posición muy recomendada para las etapas iniciales en este tipo de práctica.

 

Después, encontramos el doble fist, esta es la variante más extrema ya que se utilizan las dos manos, uniéndola palma con palma, asemejando el gesto de “rezar” pero en posición horizontal.

 

¿Dónde probar el fisting anal?

 

Si quieres probar una de las prácticas más extremas y que te proporcionará el placer más intenso dentro del abanico del sexo anal, prueba con la compañía de las mejores escorts para fisting anal en Barcelona. Rompe tus tabúes y atrévete a alcanzar un mundo de nuevas sensaciones junto a las colaboradoras más profesionales y sexies que se encuentran en La Vie en Rose.

¿AÚN TIENES DUDAS?