Los mitos de la prostitución en La Ciudad Condal

Seguro que has escuchado muchos mitos y bulos que hacen referencia a la prostitución, pero... ¿Son todo ciertos?

02 agosto 2018  - 
0
Comparte
Mitos y prostitución

Ser prostitutas muchas veces está visto con ojos malignos, o con prejuicios sobre porque una chica, o una mujer se prostituye. Siempre tendemos a pensar que están haciendo eso por fuerza mayor, pero… ¿Nos hemos parada a pensar que quizá lo hacen por voluntad propia? Pensamos en razones muy macabras, que no siempre son ciertas, aunque seguro que existen casos que si se fundamentan en ello.

Como en muchos casos en la vida, no todo lo que se dice sobre ello es cierto. Y por eso en este artículo vamos ha hablar sobre algunos mitos de la prostitución que suelen recaer sobre las escorts en la Ciudad Condal.

Los mitos de las escorts en la Ciudad Condal

Muchos son las afirmaciones que resultan ser falacias, o bien que no se tiene que establecer como una verdad universal por lo que viene siendo la prostitución y los mitos que ciernen sobre ella, en determinados casos sí que serán ciertos, pero no en todos es así.

“La puta gana mucho dinero y muy rápido”

Cierto. Muchas de las tarifas que disponen las escorts de lujo en la Ciudad Condal son más elevadas que cualquier salario diario normal. No obstante, una chica de compañía es como tal por que puede obtener grandes cifras elevadas de dinero en un periodo de tiempo más rápido que el habitual. Eso sí, realizando determinados servicios que no todo el mundo está dispuesto a hacer.

“La puta se prostituye por un trauma familiar”

Falso. No siempre tienes que tener un bagaje emocional que tiene que afectar en tu edad adulta para dedicarte a la prostitución. Quien es escort, lo es porque lo quiere hacer, sin más.

“La puta es puta para conseguir drogas”

Falso. Habrán mujeres, tanto escorts cómo no escorts, que se droguen. Pero esto no es una razón por la que se debe de categorizar a una puta como tal, por este motivo. Quien desea conseguir drogas, es un drogadicto y no una escort.

“La puta es puta porque la obligan”

Falso. Cada persona es libre de hacer lo que quiera, dónde quiera y como quiera con su cuerpo y su persona. Eso sí, sin dañar a los demás. Por ello que la putas son putas porque pueden y quieren.

“La puta tiene muchos servicios sexuales durante un día”

Falso. Una escort puede variar, dependiendo el día y las ganas para practicar sexo. Cuenta que las escorts cobran por servicios, pero alomejor estos pueden durar entre hora y media, y dos horas. Con esto queremos decir que va en proporción al agotamiento físico.

02 agosto 2018  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.