UNA NOCHE CON UNA ESCORT DE LUJO: ¿QUÉ PUEDES ESPERAR?

Como su nombre indica, una escort de lujo es una acompañante muy especial. Internet está lleno de perfiles de chicas ofreciendo sus servicios de compañía y muchos clientes no buscan más allá. Sin embargo, a la hora de buscar la velada perfecta, debemos poner la lupa en las escorts de lujo. Es la forma de asegurarnos una noche diez.

07 diciembre 2017  - 
0
Comparte
UNA NOCHE CON UNA ESCORT DE LUJO: ¿QUÉ PUEDES ESPERAR?

Putas, escorts y escorts de lujo

Las putas, escorts y escorts de lujo parecen tener un oficio común pero las diferencias son bien evidentes. No tenemos más que contratar los servicios de unas y otras para experimentar sus características sin mucho investigar.

El público se pregunta en qué se diferencian unas y otras si al final el servicio sexual es el que prima, pues bien, vamos a indagar un poco más. Hablamos con algunos clientes de La Vie en Rose sobre esto y les pedimos que nos cuenten sobre su manera de verlas. “Para mí, y sin ánimo de ofender a nadie, las primeras, las putas, son las que se dedican al servicio sexual y punto. Muchas veces rápido y sin conexión ninguna. No puedes esperar coversación ni nada más que el simple francés o penetración. Las escorts son otra cosa”.

Seguimos profundizando en el tema mientras charlamos con otros clientes. “Las escorts son algo más selecto. Cuando uno quiere pasar un buen rato, no solo sexo sino conversación, abrir una botella de champán o ir bien acompañado, tiene que buscar a una escort. Son chicas muy guapas y con un cuerpazo. Cuando quedas con una de ellas, puedes estar seguro de que te va a gustar”.

Damos un paso más allá y preguntamos por la crème de la crème. Las escorts de lujo. ¿Qué misterio hay tras ellas? Belleza, educación, buena compañía, imagen, Venus en la cama, ¿qué más se puede pedir? Pues seguimos añadiendo algunas de sus características constatadas y más deseadas .

Saber escuchar

Uno de los rasgos de las chicas de lujo es su capacidad de saber escuchar y, aún mejor, saber estar en silencio cuando el cliente no está buscando conversación sino más bien lo contrario. Ellas saben preguntar cuando deben hacerlo y no profundizar en un tema cuando el cliente así lo desea. Es una cuestión de sensibilidad e inteligencia. No molestan con preguntas personales o comprometidas. Ellas saben muy bien controlar su curiosidad y cambiarla por el saber escuchar.

Discreción

De la anterior enlazamos con la siguiente, la discreción. Una de las características de las escorts de lujo que las convierten en eso precisamente, es su discreción. Si una escort sabe lo que puede y no puede decir, ésa es la de lujo. Bien porque ha escuchado la historia personal de su cliente, bien porque éste no se la ha contado, la chica de lujo sabe guardar en secreto lo que ha acontecido.

A menudo a los hombres les gusta comentar lo que se cuece cuando cierran la puerta de la suite pero algunos no están por la labor de decir con quién son sus encuentros sexuales ni que se sepan. Es ahí donde el perfil de las escorts de lujo más resalta, pues son acompañantes perfectas antes y después de la cita pues la reputación no se ve afectada por comentario alguno tras el encuentro. Hombres más o menos conocidos, buscan los servicios de una escort de lujo con el ánimo de vivir la experiencia en privado. Nadie debe saber sus gustos en la cama y para ello se aseguran de quedar con una chica de alto standing.

No juzgar

Según nos comenta un cliente, una de las características de las chicas de lujo que más le atraen es “lo fácil que va todo con ellas”. No es lo mismo un francés y una penetración que adentrarnos en el mundo de los fetiches, por ejemplo. “Cuando quiero hacer algo nuevo o extraño me gusta llamar a una acompañante de lujo porque sé, primero, que me va a guardar el secreto y, segundo, que no me pone límites y disfruta de mi fantasía tanto como yo, incluso la mejora”.

Disfraces, juguetes sexuales, escenificaciones y roles son algunas de las cosas que podemos pedirle a una escort de lujo contando con total libertad. Atrévete a hacer realidad tu fantasía sin miedo a una mirada reprobatoria. Pregúntale a ella si le apetece compartirla contigo y escúchala bien porque seguro que te sugiere algo para que todo salga aún mejor.

Alto voltaje

Estas chicas de lujo suelen dedicar mucho tiempo al gimnasio y a cuidar de su salud. Por lo general, podemos hablar del 90 60 90 perfecto para algunos, o las curvas más generosas para otros, pero siempre despampanantes. Al igual que una escort de lujo tiene unos honorarios considerables, piensa que gran parte de ese dinero va a su imagen y salud. Sus clientes salen muy beneficiados de esa retroalimentación. Cabellos suaves, pieles tersas, músculos bien torneados, sonrisas encantadoras, todo forma parte de la cita con la escorts de lujo.

La envidia de todos

Si lo que queremos es compañía en un evento, no podemos jugárnosla. Hay que apostar por la opción ganadora, ésa siempre es la chica de lujo. Educación, saber estar, perfecta compañera y una bomba sexual en la cama. Un cliente nos cuenta su experiencia con una de estas chicas. “Iba a una fiesta después de la presentación de una película. No era la primera vez que llamaba a una chica de lujo, ya lo he hecho otra veces y repito con las que más me gustan porque sé que todo va a ir bien. Quedo con ellas para disfrutar de la fiesta y luego a solas con ella. Realmente llegan a ser amigas, no tengo ninguna queja y en la cama son las mejores”.

Bueno, pues con estos comentarios de los clientes de las chicas de lujo, dejamos que seas tú quien decide con quién pasar la velada. Eso sí, si eres exquisito y perfeccionista, no lo dudes, lo tuyo son las chicas de lujo.

07 diciembre 2017  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.