Trabajadoras Sexuales, sus orígenes


19 agosto 2013  - 
0
Comparte
Trabajadoras Sexuales, sus orígenes
Al contrario de lo que comúnmente se piensa, la prostitución no es, casi con toda seguridad, el oficio más viejo del mundo; quizá sea el segundo después de la agricultura de subsistencia, aunque sus trazas han sido encontradas en casi todas las civilizaciones de la Tierra, desde tiempos inmemoriales.

Podemos asegurar, con toda confianza, que donde ha habido dinero, bienes y servicios con los que comerciar, alguien ha comerciado con sexo.
 
La prostitución ha sido vista de muchas maneras a lo largo de la Historia del mundo. Ha sido perseguida, prohibida, apoyada e incluso aclamada como indispensable para el buen funcionamiento de la sociedad.
 
Encontramos grandes hitos de la prostitución a lo largo de la Historia, por ejemplo en el siglo V, cuando el rey visigodo de España, Recaredo, la prohibió simbolizando el alineamiento de la moral del país con la ideología Católica. No había castigo para los hombres que contratasen los servicios pero sí para las mujeres que la ejercieran con 300 latigazos y el destierro, lo que en muchos casos significaba la pena de muerte.
 
En el siglo XII llega, gracias al rey de Inglaterra, Enrique II, una regulación de la actividad sin llegar a prohibirla. En la época medieval, la prostitución formaba parte de la vida de las ciudades. Enrique II, desalentó y, a la vez, permitió, la actividad bajo la obligación de que las prostitutas fuesen solteras y que se sometiesen los burdeles a inspecciones semanales para asegurar que otras leyes no eran quebrantadas.
 
En el siglo XIV, Italia declara en el Gran Concilio de Venecia que “la prostitución es absolutamente indispensable para el mundo”. Consecuentemente, el gobierno estableció burdeles en las ciudades italianas más grandes hasta el siglo XV, aunque en el siguiente siglo, el papa Sixto V anuncia la pena de muerte a las prostitutas. Afortunadamente, su papado duró solo cinco años y no se han encontrado evidencias de que los estados católicos llevaran a cabo su orden.
 
Ya en el siglo XIX, en Francia, se creó la primera institución Bureau des Moeurs (Oficina de la moral), para controlar los burdeles y el cumplimento de las leyes en los mismos para asegurarse de que no se convertirían en centros del crimen. Sólo un siglo consiguió sobrevivir esta institución.
 
 
¿Qué dijo San Agustín sobre la prostitución?
 
San Agustín, nacido en el siglo IV, dijo que “sin la prostitución, la lujuria caprichosa aplastaría a la sociedad”. Este pensamiento fue repetido más tarde, en el siglo XIII, por Santo Tomás de Aquino, quien escribió a propósito de la prostitución “si quitamos las alcantarillas, la ciudad entera pronto se llenará de suciedad”. La prostitución era, en otras palabras, un mal necesario. 
 
 
O esposas o monjas
 
Las prostitutas que querían dejar de serlo tenían dos maneras de hacerlo respetablemente: casarse o entrar en un convento. La existencia de órdenes religiosas que acogían a prostitutas arrepentidas y movimientos para proveer con dotes a las mujeres pobres con el objetivo de que se pudiesen casar, representó una buena alternativa para algunas prostitutas y mujeres pobres. Mucha órdenes religiosas aparecieron en Europa para dar una alternativa a las mujeres que querían dejar de ser prostitutas y proveer con una dote a las pobres que se quisieran casar.
 
 
La imagen de la mujer: puta o santa
 
A principios del siglo XIII, Gregorio IX otorgó la más alta mención eclesiástica a la orden de Santa María Magdalena, que estableció muchos conventos en varias ciudades. Las monjas vestían de blanco por lo que se les llamaba “White ladies” y fueron vistas como la demostración de amor de Dios hacia los más desfavorecidos y Su perdón hacia los más pecadores. Así la imagen de la mujer, después de vilipendiada a través de la manzana que Eva ofreció a Adán, quedó glorificada por medio de la Virgen María.


 
 
Definiciones y etimología 
 
Puta: como calificación denigratoria
Prostituta: Persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero.
Escort: en inglés significa acompañante, es un eufemismo de prostituta.
 
Hay expertos que dicen que la palabra puta viene de putta que significa muchacha, y otros dicen que de puttus, chiquillo. La segunda posibilidad podría se que viniera del latín, putida (podrida) pues una ramera o mujer ruin y de mal olor. 
 
Los filólogos clásicos suelen relacionar la palabra puta con la de lengua latina puta / putta, que significa muchacha, chicuela, especialmente la que vive en la calle, que ya en latín se usó como refiriéndose a prostituta.La versión masculina de la palabra, putus / puttus, que significa chaval, chiquillo o chicuelo, se usa e latín como tecnicismo del arte, pues los putti eran los angelillos o erotes, que son un icono clásico, con que se adornan cuadros y relieves que representan una escena bien con trasfondo erótico, bien religiosa, en la que se desea mostrar el amor divino. Aunque ya en el latín clásico encontramos textos, del siglo I antes de Cristo, que se refieren a su significado como chico que se prostituye.
 
Sin embargo, el uso de la palabra puta/putta refiriéndose a prostituta no está reflejada en ningún texto hasta el siglo VI después de Cristo. Es normal que ambos vocablos no se vean en los textos debido a su vulgaridad, putta, al igual que puttus y probablemente putulus, son variantes familiares de puer, niño o chico, y puella, chica muchacha, niña.
 
Es un vocablo que encontramos en todas las lenguas romance; en el latín vulgar se generó la variante puttana y de ahí encontramos la versión francesa puttain y la italiana puttana. En el antiguo provenzal, putan o puttana, conservaba los dos significados: el de prostituta y sencillamente el de chica.
 
Quizá sea porque la palabra latina no tuviera siempre un significado peyorativo, la razón por la que en español la palabra puta puede significar algo positivo o negativo, de ahí las expresiones de puta madre, como algo inmejorable, o puta vida, como algo muy negativo.
 
Puta, también podría ser simplemente una abreviación de la palabra prostituta.
19 agosto 2013  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.