SEXO Y COMER: UNA RELACIÓN MUY ESTRECHA

Darle algo de comer a nuestra pareja durante el sexo puede ayudar a incrementar la excitación. El instinto sexual puede verse reforzado ingiriendo determinadas sustancias alimenticias, algunas de ellas nos hacen pensar en el sexo nada más olerlas o verlas.

13 mayo 2017  - 
0
Comparte
SEXO Y COMER: UNA RELACIÓN MUY ESTRECHA

Nuestros cuerpos, como humanos, están anclados a determinadas necesidades. Todos nosotros estamos compuestos de sustancias químicas que nos impelen a satisfacer esas necesidades. Por un lado, las de comer, alimentarse; y, por otro lado, y, entre otras muchas, la de mantener relaciones sexuales. Los responsables de estas necesidades son los estimulantes químicos feniletilamina (FEA) y norepinefrina, ambos hacen que estemos alerta, vivos, excitados y animados.

Asimismo, estas dos actividades implican el uso de los sentidos, pues tanto para comer como para el sexo, usamos el olfato, el tacto, la vista y el gusto. Por eso, darle algo de comer a nuestra pareja durante el sexo puede ayudar a incrementar la excitación. El instinto sexual puede verse reforzado ingiriendo determinadas sustancias alimenticias, algunas de ellas nos hacen pensar en el sexo nada más olerlas o verlas.

El menú más sexual

Con este artículo, podemos hacernos una idea del menú a ofrecer cuando queremos entrar a matar a ese posible amante. Una cena ligera, verduras y algo de carne o pasta, un poco de vino, un postre con chocolate y canela y, sobre todo, mucha calma y psicología a la hora de seducir.

Aunque la comida pueda ser una aliada, es importante que también cuides tu conversación y coqueteo junto a exquisitos sabores. He aquí las claves para una noche inolvidable:

1. El chocolate fue considerado afrodisíaco poco tiempo después de su comercialización desde América. En el siglo XVII, se llegó a prohibir a los monjes y monjas su ingesta por miedo a las reacciones en los conventos y monasterios. El chocolate contiene FEA que provoca un “subidón” o sentimiento de euforia. Se libera dopamina, sustancia relacionada con todo tipo de excitación ya sea en un orgasmo, en las apuestas o en el uso de las drogas. El chocolate puro es el que más contiene esta sustancia, aunque no es el único, también aguacates, tomates, almendras y el queso cheddar. El simple olor de las almendras, anima la libido de una mujer además de mejorar la salud del corazón.

2. Cualquier alimento que recuerde al plátano puede despertar en acompañante la idea de mantener relaciones sexuales. Esta fruta, en concreto, aporta buenas dosis de potasio y vitamina B, excelentes para las hormonas del sexo.

3. El jengibre y el ginseng contribuyen a mejorar el sistema nervioso central. La canela y la nuez moscada se consideran un estimulante sexual. El limón, la menta, el cardamomo y la piña se dice que mejoran el sabor del semen, todo lo contrario que las cebollas o los ajos.

4. Toda cena romántica va acompañada de una buena botella de vino tinto que animará la velada y facilitará el flirteo entre vosotros. Pero recuerda que debes beber con moderación porque de lo contrario la cita se irá al traste. Aparte de no recordar lo que ha dicho o hecho y disminuir la sensibilidad genital, la borrachera hace decrecer el DHEA, es decir, el impulso sexual femenino. En los hombres, la testosterona disminuye y afecta a los vasos sanguíneos con lo que puede ser difícil tener una erección. En ambos, el alcohol hace decrecer el nivel de oxitocina con lo que el sentido del tacto se ve mermado.

5. En cuanto al uso de nata, miel, chocolate, lubricantes con sabores, etc. piensa un momento en la fecha de caducidad y lo pegajoso que se queda todo después de su uso. En realidad dan ganas de irse a la ducha.

6. El tomate. Las frutas y vegetales son muy recomendables para una vida sexual sin problemas, dado que desatascan las arterias de colesterol y previenen del infarto y de la disfunción eréctil. Pero el tomate en particular contiene una sustancia de la familia de la vitamina A que ayuda a mantener la próstata sana, sustancia que se absorbe mejor si cocinamos el tomate con un poco de aceite de oliva.

7. Las nueces y avellanas contienen un alto nivel de ácido arginino, crucial para la síntesis del óxido nítrico, un componente en el cuerpo humano relacionado con las erecciones. Por otro lado, el aceite de nueces, avellanas o almendras es lo más opuesto a las grasas saturadas o grasas trans, altamente dañinas para salud, ésas que contienen los bizcochos industriales y tantas otras cosas. Además, estudios recientes han confirmado que ayudan a reducir el colesterol.

8. Las pipas de calabaza son una gran fuente de zinc pero también están repletas de nutrientes, incluyendo antioxidantes como el selenio y la vitamina E, altamente recomendables para mejorar las arterias.

9. El aceite de oliva. Las grasas saturadas y las grasas trans se alían para obstruir las arterias, pero las monoinsaturadas ayudan a desatascarlas, con lo cual, el consumo diario de aceite de oliva y la disminución de alimentos industriales mejora la vida sexual.

10. El germen de trigo. Normalmente, es muy difícil conseguir una buena cantidad de vitamina E cuando estamos haciendo dieta, sin embargo, ahí está para ayudarnos el germen de trigo que nos facilita el mantener las arterias limpias de grasas.

11. Las ostras y cualquier otro tipo de moluscos se consideran una buena fuente aliada de la virilidad masculina. Las ostras son ricas en zinc, mineral esencial para la reproducción y vida sexual de ellos. Cuidado al comerlas crudas porque no siempre vienen de aguas limpias.

13 mayo 2017  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.