Rezar porno


18 julio 2016  - 
0
Comparte
Rezar porno

¿Qué le apetece más: ver porno o rezar?

¿Por qué tanta complicación entre una cosa y otra? ¿Por qué los más religiosos muchas veces esconden torres de pelis porno en sus armarios? Si algunos estudios muestran que las personas muy religiosas tienen menos probabilidades de caer en las drogas o el alcoholismo, ¿cómo es posible que sí tengan adicción al porno y a las prostitutas de lujo Barcelona?

La historia de la religión es la historia de la represión sexual. Algunos lectores no gustarán de leer esto pero es algo sabido por todos. La gente religiosa tiene menos parejas sexuales, menos fantasías, no aprueban otros comportamientos sexuales que los estándares y controla bastante su uso de la pornografía. Sin embargo, entre los clientes de las prostitutas de lujo Barcelona abundan los que dan mucha importancia a su vida religiosa. ¿Cómo se come eso?

¿El porno es una adicción?

Drogas, alcohol y porno. ¿Son adicciones del mismo estilo o ver una peli porno es una tontería? Como siempre, recurrimos al término medio para hallar una respuesta más o menos verdadera. Ver una peli porno en nuestra cita con las prostitutas de lujo Barcelona es parte del juego, parte de la excitación y lo percibimos como algo normal. Necesitar ver pelis para poder practicar sexo sería un grado más y sería conveniente mirárselo.

Puede que la respuesta a nuestra cuestión sea que percibiremos una adicción si lo vemos como algo negativo. Una persona religiosa al darse cuenta de que le apetece ver porno, pensará que está enganchado y que necesita confesar. Surge la rabia hacia todo por necesitar de una peli porno, las prostitutas de lujo Barcelona y no poder disfrutar de eso con normalidad igual que otras personas menos religiosas.

Los que son religiosos sienten que están traicionando sus propios valores y por eso tachan la pornografía y la compañía de las prostitutas de lujo Barcelona como un comportamiento adictivo y pernicioso. En realidad, querrían dejarse llevar y echar un polvazo pero no pueden; por eso, existe la batalla religión vs. Porno, y no religión vs. Alcohol o drogas, o al menos, no tan evidente.

El conflicto es tan grande, que algunas encuestas en Estados Unidos apuntan a que los religiosos ven necesaria la lucha contra el porno y no tanto contra la violencia o el racismo.  Para hacer la prueba, saque el tema a un religioso, pregúntele si ve porno, probablemente dirá que no, y vea qué razones le da. Seguro que genera más debate que el fútbol, el comercio de armas o de drogas.

La compañía de las prostitutas de lujo Barcelona

Las escorts universitarias, escorts brasileñas, prostitutas de lujo Barcelona o burdeles abundan por algo. Según las profesionales del sexo, la mayoría de sus clientes están casados. ¿Acaso en sus casas no follan bien ni suficiente?

No solo algunas las esposas se niegan a practicar habitualmente el francés natural, la garganta profunda o el griego sino que el marido tampoco quiere ver lo guarra que puede llegar a ser su querida mujercita. Prefiere irse con las prostitutas de lujo Barcelona para darse rienda suelta y follar como si fuera la primera vez.

Ese fantasma sobrevuela a la sociedad occidental, la represión sexual y la interpretación del sexo como algo en cierto modo malo y solo porque es bueno, positivo y placentero. El placer sexual está mal visto, por eso las parejas no hacen todo lo que desean y necesitan echar mano de amantes y de prostitutas de lujo Barcelona para sentirse satisfechos y en paz consigo mismos. Por algo la proliferación de aplicaciones para follar rapidito a la vuelta de la esquina. Queremos hacer con otros lo que no  nos atrevemos a hacer en casa.

Efecto contrario

Cuanto más religioso, más pajas se hace. Eso es saber popular. Entonces, la religión ha conseguido reprimir a la sociedad de puertas hacia fuera, pero de puertas hacia dentro el consumo del porno ha subido exponencialmente y sobre todo en la era de Internet. Ya que no lo practicamos, por lo menos que lo veamos. Así piensan muchos que tratan de sortear su represión sexual de la mejor manera. Otros, se citan con las prostitutas de lujo Barcelona y luego ya verán cómo se quitan el pecado de encima.

Es lo que ya sabíamos. Según algunos estudios, en las áreas más religiosas o conservadoras, las búsquedas de porno en Google son mayores. ¡A ver lo que estáis haciendo con esas manitas!

Hablando con las prostitutas de lujo Barcelona, hemos llegado a saber que cuando hay convenciones con ramalazo conservador o rezador, sus ingresos crecen más que cuando hay reuniones de lo contrario. Concretamente, se multiplican por tres. Curioso, ¿verdad?

La era de la tecnología sexual

Lo hemos oído mil veces, estamos en un cambio de era, y llega la tecnología y toma el poder cada día más. En el sexo ¿la tecnología está suplantando a la vagina y al pene? Pues para algunas personas sí. La semana pasada se tuvo que cancelar un evento de realidad virtual sexual en Japón porque la afluencia fue masiva y se daban peligros varios.

Follar con un robot y unas gafas puestas para visionar a la mujer perfecta es algo que gusta a muchos hombres. ¿Qué pensarán los religiosos de eso? Además la búsqueda en Internet de porno y de contacto con las prostitutas de lujo Barcelona va en aumento.

Algunos pasan de ligar, también de frecuentar un club de alterne o un burdel para ver qué pescan y directamente se meten a ver perfiles de chicas de compañía para dar en el clavo. Una foto o un vídeo pasa a resumir el flirteo. Queremos ir al grano sin rodeos y la tecnología nos lo pone al alcance.

Anque la batalla Religión vs. Porno está servida por ahora, en Internet, lo segundo lleva una delantera abismal. La religión reprime a muchos su vida sexual pero ellos se liberan usando la tecnología, echando un polvo anónimo gracias a una aplicación. Su sentimiento de culpa lo vaciarán en un chat.

Sexo con prostitutas de lujo Barcelona -> http://www.lavieenrose.es/es/agencia-de-escorts-de-lujo/

18 julio 2016  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.