¿REALMENTE EL TAMAÑO IMPORTA?


13 septiembre 2016  - 
0
Comparte
¿REALMENTE EL TAMAÑO IMPORTA?

La humanidad ha desvelado grandes misterios de la naturaleza. Antes nos asustábamos por un rayo, hoy sabemos qué es y cómo lanzárselo a alguien; hemos mandado cientos de misiones al espacio para conocer más de las estrellas e investigamos remedios para las más difíciles enfermedades que castigan la tierra pero hay algo que sigue mosqueándonos y robándonos las horas de sueño: el tamaño de la polla, ¿importa? Hoy en nuestro querido blog vamos a abordar este secreto tan discutido y aun así, no desvelado.

La respuesta de los psicólogos

Los psicólogos tienen respuestas para todo y, por supuesto, también para decir si el tamaño de la polla es importante o no. Para alguno de estos especialistas, la talla no importa desde un punto de vista reproductivo. No importa que la tenga corta si el semen corre fresco y alegre hacia el óvulo. Ahí el tamaño da exactamente igual.

¿Por qué eres así?

¡Cuántas veces habrá alzado esta cuestión ante su pareja! Pero qué pocas veces se lo ha preguntado a su propio pene. Evolutivamente, la forma del pene la ha ido modelando el gusto de la mujer, puesto que es ésta la que tiene el coño y la última palabra. Por lo tanto y en general, el tamaño del pene está diseñado para complacerlas a ellas, así que no debería generar tanta discusión el tema de la talla. Está bien hecho así y punto.

La isla de la felicidad

Vanuatu es una isla perdida en los mares del Pacífico Sur que ostenta uno de los cientos de títulos de “lugar más feliz de la Tierra”. Como la gente anda en pelotas, no son consumistas y las playas son espectaculares, podemos creérnoslo por esta vez.

Dos cosas hacen especial a este país, una, que dos veces ha sido nombrado el país más feliz de la Tierra y, dos, que los hombres pasan totalmente del tamaño de sus pollas.

¿Cómo es posible que el resto de la humanidad sigamos con el mismo soniquete y ellos ni lo piensan? Si busca fotos de los isleños verá que con su arco y su taparrabos van más que cómodos por la vida.

Abdominales sensualmente marcados, cuerpos estilizados y pieles bronceadas. ¿Qué ocultan sus taparrabos? A ellos les da exactamente igual, no están preocupados por eso. Cuando las mujeres quieren mandanga se la dan y todos contentos.

¿Y cómo sabemos que a los hombres de Vanuatu les da lo mismo su talla íntima? Porque están divididos entre los nambas (penes) grandes y los nambas pequeños y no es ninguna vergüenza pertenecer al segundo grupo. Simplemente se tapan con unas hojitas mientras que sus compañeros necesitan más follaje (jajaja). Eso es todo.

El imperio del porno

En Vanuatu, ni hombres ni mujeres señalan el tamaño del pene como algo que importa a la hora del sexo pero en nuestra cultura occidental nos meten por los ojos las pollas grandes. Parece que no tenemos más remedio que pensar que sí, que el tamaño importa. Si ha visto alguna vez una peli porno en la que el tipo la tiene pequeña, es probablemente porque se ha querido mostrar eso precisamente, cómo folla un picha corta, pero lo habitual es todo lo contrario.

En las pelis porno se quiere hacer la polla grande, a veces es real, otras ayuda el ángulo con el que se filma la cinta, pero el objetivo es el mismo, mostrar un pollón porque sin pollón no se es un hombre de verdad.

La opinión de las mujeres pierde toda la relevancia, y no tiene sentido porque al fin y al cabo, una polla es para un coño. Si nos guiamos por el porno, el tamaño de la polla es una cuestión de primerísima importancia y además, si no la tiene grande, mejor no salga de su casa.

El mejor órgano sexual

Algunas personas no hablan del tamaño del pene pero sí de cómo usarlo y no solo el pene sino todo el cuerpo. Vamos a ser más flexibles en nuestras mentes y percibir el sexo como algo complejo del que los genitales son una pequeñísima parte .

Si pensamos así, el mejor órgano sexual es el cerebro. Ahí surge nuestras creatividad, sensualidad, erotismo, guarrería, calor, humedad y todo lo que se le pase por la cabeza.

Tanto si la polla es grande como pequeña, si el tipo sabe usarla bien y no solo ésta sino todo su cuerpo, sus labios, manos, lengua y mirada, puede hacer que una mujer se vuelva loca en la cama sin preocuparse por la talla.

Las escorts se abren

Las escorts se abren y nos cuentan qué piensan realmente del tamaño de la polla de sus clientes. La escort brasileña  nos cuenta “a mí el tamaño sí me importa, me gusta un pollón, grande y duro. Me lo paso mejor, me da mucho más gusto. Como no hago griego para mí no es un problema encontrar con una polla grande pero entiendo que si te dedicas al sexo y haces griego profundo prefieras un cliente con algo pequeñito”.

La escort de lujo nos comenta que ella ha estado con muchos hombres que la tenían de todos los tamaños pero que “para disfrutar lo mejor es un tamaño medio, un pene grande te puede hacer daño, cuando llevas unos minutos te empieza a doler y dejas de disfrutar. Prefiero un tamaño normal para poder hacer sexo y pasármelo bien, hacer el francés más cómoda y sobre todo la garganta profunda. Para mí es cuestión de práctica, ni muy grande ni muy pequeña”.

La escort universitaria piensa de otra manera, dice que “cuando un cliente la tiene pequeña se esfuerza más por darme placer de otras maneras. Me hace un sexo oral largo y súper placentero, juega conmigo un buen rato, me pone muy cachonda y cuando la mete no me hace ningún daño y puede estar mucho más tiempo que un cliente con el pene grande. Si me vienen varios clientes con la talla grande, me fastidian la noche”.

Para gustos, colores.

13 septiembre 2016  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.