Putas y cine Diez películas sobre la prostitución


07 julio 2014  - 
0
Comparte
Las películas más famosas que tratan el tema de la prostitución
La prostitución es un trabajo considerado difícil y duro, hay otras opiniones que dicen todo lo contrario. Por un lado, es una forma de hacer dinero rápido, en buena cantidad y fácil; por otro, hay que tener mucho estómago. Quizá la gran diferencia está entre ser puta de calle o ser escort de lujo, escort universitaria o escort madura, por ejemplo.

¿Son las putas y las escorts exactamente lo mismo? Buena pregunta. Al fin y al cabo se trata de follar a cambio de dinero, como si fuese una venta de un servicio más, lo mismo que una persona nos hace una web o viene a casa y nos arregla el aire acondicionado. En ambos casos, tanto si lo llamamos puta como escort, viene a ser un comercio sexual.

Alguna gente ve clara diferencia entre una y otra, pues la puta se dedica a cobrar y a follar, sin más, y una escort se dedica a un 
servicio más completo. En el ámbito de trabajo, una puta lo hace en la calle y una escort suele trabajar mediante citas o dejando su teléfono en clubes de alterne de alto standing o en agencias dedicadas a buscar chicas para hombres solitarios o que gustan de pagar por el sexo.

El cine ha tratado de reflejar muchas realidades relacionadas con la prostitución; multitud de directores se han sentido atraídos por la idea de mostrar en la gran pantalla la vida de una persona que se prostituye. Estas películas no han pasado desapercibidas. La gente que no se prostituye no puede imaginar cómo es esa vida, de ahí que esas películas sean bien conocidas.

Algunas reflejan una vida bonita, con príncipes azules y final de blanco y por la iglesia; otras la sórdida vida de una menor de edad, el instinto asesino desatado o la prostitución gay. Los cierto es que son películas que han ayudado a mostrar parte de la vida de una puta. Las escorts están menos reflejadas en el cine, quizá porque sus vidas son menos dramáticas. Una puta de la calle está mucho más expuesta a los peligros que una 
escort de lujo en Barcelona, por ejemplo.

Las escorts, como su nombre en inglés indica, se dedican a acompañar; naturalmente esa compañía también significa un buen rato de sexo profesional, pero también una cena juntos, un viaje, un entorno mejor en 
habitaciones de lujo y salir de copas, entretenimiento para adultos o atención a parejas.

Belle de jour: Esta película tiene tres o cuatro décadas y sin embargo sigue siendo la número uno en las listas de filmes sobre prostitución. Nada tiene que ver la Catherine Deneuve de nuestros días que se manifiesta en Francia en contra del matrimonio homosexual con la joven y bella esposa frígida del papel en la película de Luis Buñuel.

En la cinta, la mujer harta de su aburrida y frígida vida matrimonial encuentra su válvula de escape en la prostitución en una casa de putas parisina a donde van un par de granujas a follar, uno de ellos es Francisco Rabal. Surrealista y magistralmente trabajada, la película muestra la prostitución no como una transacción económica sino como una liberación y una búsqueda de sensaciones fuertes.

Pretty woman: ¿Cómo hacer de la vida de una puta una comedia romántica? He aquí el resultado. La película es tan romanticona y dulzona que al verla el público se olvida de que es una puta de la calle la que consigue el amor verdadero y casarse de blanco y por la iglesia. Estupenda para verla un domingo por la tarde, al finalizar deja la impresión de que la protagonista, Julia Roberts, es puta pero al mismo tiempo no lo es.

Monster: En esta película, Charlize Theron, genialmente caracterizada, interpreta el papel de una puta de la calle; alcohólica y al borde de cometer suicidio encuentra el amor en la barra de un bar. Christina Ricci, una adolescente lesbiana le entra invitándola a una cerveza y acaba llevándosela a la casa de sus padres a dormir. Empieza una historia de amor que llevará a Theron a cometer una cadenas de crímenes “justicieros”. La homofobia, el odio a las prostitutas y la justicia de la mano de Theron son los temas principales de esta película que quedará en su memoria.

Risky business: Tom Cruise comienza un negocio arriesgado cuando se convierte en el enlace entre hombres que quieren sexo por dinero y las putas. Aprovechando que se queda solo en casa, concreta una cita con una escort, Rebecca de Mornay, con la que intimida más que solo en lo sexual y terminan lanzando un negocio de sexo por dinero.

Working girls: Trata sobre la vida de las putas en un burdel de Manhattan.

Taxi driver: Interpretada por Robert de Niro y Jodie Foster, muestra la vida de un taxista que pierde la cabeza por la niña prostituta a quien lleva en su taxi a trabajar. La niña, una jovencísima Foster, es uno de los personajes míticos del mundo del cine. El taxista se vuelve loco por la niña puta y para impresionarla empieza a cometer horribles crímenes.

Angel: Una puta jovencita que lleva doble vida, por un lado, tiene cara de ángel, y se dedica a una vida normal adolescente, por otro, se ve inmersa en circunstancias que la llevan a probar qué es eso de prostituirse, es el rol de una 
escort universitaria.

Vivre sa vie: Esta película tiene un argumento menos impactante que las otras sin embargo muestra bien lo que puede ser el cambio en la vida de una mujer que paulatinamente decide ser escort madura.

Night shift: Ocurrente, como poco, es la trama de la película. Para aprovechar el local, los propietarios deciden que sea burdel de noche y funeraria de día. Es una comedia que muestra el mundo de las putas de forma desenfadada y ligera. Buena la reflexión entre follar mientras vivo y después morirse satisfecho.

The happy hooker: La protagonista gusta de follar mucho y variado, ¿qué mejor trabajo que ser puta para lograr sus anhelos? Una comedia divertida para tener otro punto de vista sobre la vida de las putas y de las escorts. 
07 julio 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.