Las ventajas de tener una relación abierta


11 agosto 2015  - 
0
Comparte
relacion abierto

¿Quién no ha soñado nunca con tener una mujer que entiende la necesidad de tener sexo fuera de la pareja? O en el caso contrario, ¿un hombre que permita que su novia o esposa conozca a otros hombres? Sin lugar a dudas, son muchas las parejas hoy en día que no tienen límites, que buscan la perfección de una relación abierta.

Las relaciones abiertas suelen darse en aquellas parejas en las que los integrantes tienen un espíritu libre, una mentalidad abierta y en la que los celos son un arma que pueden utilizarse a favor del amor y no en contra.

Este tipo de celos no es imaginario, se crea realmente, y es gracias a ellos que la relación se refuerza, ya que la complicidad entre los integrantes de la relación se vuelve cada vez más intensa.

Las ventajas de las relaciones abiertas son muchas, pero básicamente, se reducen a un mejor entendimiento entre la pareja y una manera consentida entre los dos de seguir explorando la sexualidad con otros cuerpos, dejando de lado al amor.

Formas de afrontar una relación abierta

Son varias las formas en las que una pareja puede encarar la decisión de ser una pareja sexualmente abierta. Lo más importante es que los dos estén de acuerdo y a los dos les venga de gusto encontrarse con más personas.

Por un lado, existe este consentimiento tácito en el que se sabe que el cónyuge se va con más personas, con escorts, con personas que conocen en chats. Por otra parte, están aquellas prácticas en las que los dos acuden juntos a encuentros con otras parejas sexuales y son testigos de lo que sucede.

En este último punto, entonces, se aceptan prácticas como el cuckolding, el intercambio de parejas o el trío. Cualquiera de ellas se caracteriza por ser una forma ideal para hacer crecer todavía más la atracción en el interior de la pareja.


Y tú, ¿estás de acuerdo con estas prácticas? ¿Alguna vez lo has hecho? ¡Cuéntanos tu experiencia!

11 agosto 2015  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.