Las mejores posiciones para practicar sexo en la ducha


19 agosto 2015  - 
0
Comparte
sexo en ducha

Hacer el amor en la ducha no siempre es el más cómodo: a veces hay poco espacio, puedes resbalarte o incluso a veces el agua entra en los ojos. Pero, ¿y lo placentero que llega a resultar? El sexo en la ducha es una de las fantasías recurrentes en hombresy mujeres, por lo que hemos preparado una serie de consejos para que no os lo perdáis.

Antes de todo, aconsejamos que para evitar resbalones coloques una alfombra antideslizante y, sobre todo, evita encontrar puntos de apoyo durante el sexo como las cortinas y los champús, ya que con tu peso podrían hacerte caer.

Por otra parte, si quieres aumentar el placer durante el coito en la ducha, es muy importante que utilices un buen jabón de tu fragancia favorita, que también se puede utilizar para masajear a tu pareja.

He aquí algunas de nuestras posiciones favoritas:

1. Sentaros uno encima del otro

Si tu ducha tiene una zona amplia en la que te puedes recostar o sentar, podéis utilizarla para dejar volar a vuestra imaginación. Por eso, te recomendamos que uno de vosotros os sentéis en este respaldo y el otro se siente encima.

Por ejemplo, el hombre puede sentarse mientras la mujer se pone encima mirándole de cara, o incluso de espaldas, y así aprovechar el espacio al máximo, además de una excelente penetración.

2. Ayúdate con un taburete

Si eres de los que tiene un plato de ducha pero también quieres practicar la posición sentada, puedes ayudarte  de un taburete o silla que pueda mojarse, para practicar la relación sexual debajo del agua.

No sólo estaréis más cómodos, sino que también estaréis innovando en un espacio en el que nunca os habríais imaginado que podrías practicar sexo de esa manera.

3. Abrázate

Si sois jóvenes y tenéis mucha energía, también podéis probar la posición del abrazo, que consiste en levantar a la chica y ponerla contra la pared mientras se practica el coito, dejándola en el aire.

Por su parte, la mujer tiene que rodear todo el cuerpo del hombre con las piernas, de forma que ayude a mantener el peso y el equilibrio.

¡No dejes de practicar sexo en la ducha porque no sabes por dónde empezar! Si sigues estos consejos, no querrás dejar de practicarlo en este espacio de la casa de lo más excitante. ¡Déjanos tus comentarios!

19 agosto 2015  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.