La VIDA SEXUAL de los Signos de TIERRA del Zodíaco (IV)


23 enero 2014  - 
0
Comparte
La VIDA SEXUAL de los Signos de TIERRA del Zodíaco (IV)
Es un intercambio muy productivo, cada uno recibe lo que más ansía, si usted le promete y demuestra fidelidad, podrá dar rienda suelta a su imaginación y danzar entre extremos solicitando desde una sesión sadomasoquista a una lluvia dorada. Todo será poco si les da a los de tierra eso que buscan.

Tauro: animalote bien anclado al suelo que pisa con sus pezuñas, noble y de gran potencia sexual, así podemos definir a las mujeres y hombres que pertenecen a este signo zodiacal. Caliéntele sus partes y dígale que lo suyo es para toda la vida, el resto será servido en un arrebato pasional en el que todo será poco. Una casa, un trabajo, un amor estable, son las cosas que tauro busca, pero recuerde que también tiene un lado guiado por sus genitales que responderá adecuadamente cuando esos factores se hagan realidad.

Seducir a una tauro implica paciencia y solidez en las actuaciones. Ella se abrirá de piernas y de corazón para usted en el momento adecuado. Difícil de agotar en la cama, mantenga un ritmo constante a la hora de entrar en ella porque va a necesitar mucha fuerza para dejarla satisfecha.

Si es usted tauro, ya se conoce lo suficiente y sabe que su necesidad de seguridad le ha arruinado muchos planes. ¡No sea agobiante! Piense que la tranquilidad y la previsión pueden ser harto aburridas; también espantan a los amantes apasionados como los de los signos de agua. Y si al final el romance sale mal, que le quiten lo bailao. Tome a su amante por banda y saque hasta su última fantasía, ¡vaya con todo al ruedo! Pasión, lascivia, mucho tiempo y lubricante de varios sabores. Pruébelos todos con su hombre o mujer elegido y disfrute de todos sus agujeros del amor.

Virgo: no se deje engañar por su apariencia inocente y virginal, o lo que puede inducir a pensar que haya nacido bajo este signo. Una virgo sueña con ser actriz porno, practicar todas las posturas del kamasutra y saborear todos los fluidos de aquellos que logran conquistarla. Pero, ¿quién logra conquistar a una virgo? Solo los excelentes amantes con vívida imaginación y mucha potencia entre sus piernas.

Los virgo también desean una seguridad aunque en menor grado que los tauro, también son menos cabezotas y tozudos, dejando más espacio al diálogo sexual y la variedad de posturas. Pueden estar más dispuestos en un momento que en otro al maratón sexual, permita que sea el virgo el que elija la hora y lugar para engancharse a su cuerpo y dejarlo sin una gota. Cuando una virgo pide sexo lo hace sin poder controlar sus instintos. Usted quedará sorprendido de su naturalidad y deseo, pero, cuidado, ella tampoco se entrega a cualquiera, tendrá que hacer un trabajo de conquista hasta llegar a penetrar en sus profundidades. Sin duda, lo que obtendrá de ella, bien vale la pena esperar aunque el cortejo sea largo.

En efecto, todas esas fantasías sexuales que tiene en la cabeza, mi querido virgo, necesitan pasar a un plano real. Nunca será lo mismo una sesión de consoladores que una sesión con un o una amante espectacular. Busque con quien vivir esas fantasías, tómese su tiempo, pero no demasiado o caerá en el típico error de los signos de tierra, perder las oportunidades a cambio de instaurarse en la desconfianza. Ábrase de piernas, sea hombre o mujer, y pida... ¡por esa boquita!

Capricornio: una cabra loca, expresión usada para denominar a alguien que tiene poco control sobre sí mismo, no tiene nada que ver con los capricornio. Busque una persona controladora y ahí verá el tercer signo de tierra. Difícil de conquistar, de llevar a la cama y de conseguir que desate su pasión y su gusto por el sexo. Como siempre, las cosas que más cuestan, son las que más placeres nos aportan al final.

Una mujer capricornio examinará cada una de sus palabras y le dará mil vueltas a las situaciones vividas con usted para lograr extraer conclusiones objetivas, ¡ardua tarea! No es, ni mucho menos, un signo pasional. Una vez conquistada, más o menos en el periodo de un siglo, se entregará a su amante pero sin dejar de controlar ni lo que siente ni lo que piensa. Si accede a acostarse con alguien, es porque tiene la situación controlada. A la hora del juego de la seducción, si es una bella mujer, le va a resultar muy desafiante conseguirla. Utilice su genialidad y simpatía sin parecer tonto o lo tendrá todo perdido.

Usted, que lleva toda la vida observándose como capricornio, sabe que ha tenido momentos de hartazón de sí mismo. Ha de dar el paso hacia la espontaneidad alguna vez en su vida, no decimos que se aventure en la cama con el primero que llega pero sí que no dé tantos rodeos, en eso sí que se asemeja a una cabra en su corral, con sus limitaciones bien definidas. Salte la verja, la valla, los prejuicios y sus miedos y láncese a la ingle de ese amante que le ronda.

Elija bien y, si se equivoca, no lo dé todo por perdido; tómese su tiempo para recuperarse, mejor si es breve, y dele la oportunidad a otro atractivo seductor. Para evitar errores, pruebe con decir lo que busca y lo que quiere experimentar, no se corte, quizá sea la mejor manera de conocer sus gustos sexuales y liberarse de tanta tontería relacionada con la religión, los estereotipos o los estigmas sociales. Disfrute de chupar un pene o lamer un clítoris, y disfrute de que se lo hagan a usted sin límites

 
23 enero 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.