La VIDA SEXUAL de los Signos de FUEGO del Zodíaco (III)


23 enero 2014  - 
0
Comparte
La VIDA SEXUAL de los Signos de FUEGO del Zodíaco (III)
Aries es la representación del carnero, ese borregote lanudo al que dan ganas de abrazar pero si arremete con su testuz pocos quedarán a salvo. Esta es la simbología de una persona nacida bajo este signo. Ofrézcale pasión y desenfreno y no se lo quitará de encima en mucho tiempo, el suficiente para dejarle extasiado sin poder ni hablar, solo pedirá agua.


Esto es un arma de doble filo ya que no se le satisface fácilmente y no todo el mundo está preparado para darle todo lo que necesita. Si desea seducir a un aries no deje de picar su curiosidad de alcoba preparada para una noche de sexo sin fin, pero sea consciente de que tendrá que estar a altura y de que si no da la talla, habrá perdido toda oportunidad de una segunda cita ardiente.

El carnerito lanudo debe saber que no todos gozan de su potencial pero que también podría ser más cuidadoso y poner más atención en esos mordiscos o arañazos en su pareja, puede que al día siguiente sean recuerdo de una experiencia que podría haberse depurado mucho.

Practique el sexo oral con ahínco y no se guie tanto por su pene o vagina, descubra otras zonas de su cuerpo y muestre a su pareja en la cama que es usted capaz de mucho más aparte de dejarle sin aliento. Pruebe en 2014 a esas otras zonas del cuerpo que tiene olvidadas tanto en el suyo como en el de su pareja. ¿Qué tal darle juego al culito? Empiece por unos minutos dedicados al beso negro y déjese llevar por lo que venga después.

Leo, en el horóscopo, es un signo de fuego pero también podría ser del mundo de Narciso. En otras palabras, se admira a sí mismo, se encanta, se encuentra bellísimo y digno de ser reverenciado. Quizá en su mente retumba la idea de practicar sexo con todo el gusto y la elegancia del mundo delante de un auditorio. No son tan lanzados al orgasmo como al camino hacia él. Las caricias, lametones, chupetones en el clítoris o jugueteos con el pene o el ano son mucho más llamativos para un leo que el mismo clímax.


¿Qué puede hacerse para dejar a un leo satisfecho? Eso mismo, recorra su cuerpo como una deliciosa tarta de frutas y haga con tranquilidad cada práctica, sea una comida en la entrepierna o en los pezones, caricias suaves o más sólidas y sugerentes. Alabe su cuerpo, siéntalo como un templo al que debe entrar para poseer con delicadeza y seducción.

Una persona nacida bajo el signo de leo debería en 2014 intentar hacer que el centro de atención sexual también recaiga sobre su pareja. También es un templo que usted debe conquistar. Ya sabemos que usted siempre va de punta en blanco y que le encanta ser el centro de cualquier cosa, a veces habla demasiado y escucha poco, bueno, relájese e intente disfrutar de dar placer y ponerse de rodillas frente a esa mujer u hombre que separa las piernas frente a usted. Puede que descubra que el placer de dar es más que el de recibir.

Sagitario
representa a esa persona amante de su libertad e independencia; si encuentra a la persona que sepa encender su pasión, dará mucho de sí, entregará su creatividad y dejará a su acompañante asombrado. No le gustan los convencionalismos sino todo lo contrario, saltarse la norma e ir más allá, es lo suyo.


Puede que una cita perfecta con sagitario conlleve un trío, unas esposas o un campo abierto por el que corre una agradable brisa. La cama le gusta, pero le encanta la idea de sexo en un coche inesperadamente o en el mismo parking. Son ese tipo de emboscadas las que harán que una sagitario se fije en usted. Aunque sea por sorpresa su ataque sexual, no olvide el cuidado y la seducción previa, si usted parece tonto todo se vendrá abajo porque es gente avispada ésta del signo del arco y no caerán fácilmente a sus pies a menos que la propuesta sea jugosa.

Nuestro consejo para 2014 para un sagitario se divide en aquellos que ya conocen su potencial sexual, a los que sugerimos explotarlo todavía más, entregárselo al mundo y a cada amante que pase por su vida, y para aquellos que aún no lo saben, pero seguro que lo sospechan, den un paso hacia adelante y muestren a sus amantes y parejas lo que son capaces de hacer.

Abra esa boquita para confesar lo que le gustaría practicar en la cama y sin tapujos, posea el cuerpo de su pareja hasta quedar liberada su creatividad. No le dé vergüenza decir que le gustaría un beso blanco vaginal o darle caña al agujerito de atrás, extremadamente placentero para ellos. Vaya más lejos y demuestre lo que su imaginación ha diseñado para una sesión de sexo maratoniano. Un montón de vibradores, lubricantes y demás juguetitos. No se lo piense.

Y, ¿cómo sería una cita entre estos tres signos? Desde luego cualquier cosa menos aburrida. La imaginación de sagitario propondría el encuentro en un escenario diferente quizá el probador de una tienda de ropa; llegado el momento, leo se sentiría mucho más interesada en admirar su propia belleza en el espejo y aries, como buen carnero lanudo, arremetería contra uno u otro sin importarle agujero o sexo.

No tardarían en venir las dependientas porque el jaleo no sería pequeño y entonces leo llegaría al clímax porque toda la tienda la vería disfrutar de su orgasmo a lo grande. Una escena perfecta. Después aries seguiría con el resto de la tienda, sagitario se buscaría otro escenario y leo se quedaría gozando de su popularidad y no le importaría seguir con otro y otro con tal de que la admiraran.

23 enero 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.