La película "Joven y Bonita" se estrena en España


24 marzo 2014  - 
0
Comparte
La película
La cinta “Jeune et jolie” del director francés François Ozon se ha presentado en los cines de Madrid no exenta de polémica por el tema que pone de relieve: la prostitución de los jóvenes facilitada al máximo por Internet.

La película protagonizada por Marine Vacth aborda la facilidad en nuestros días de que la prostitución fluya en la Red y se plantee como una opción ante los jóvenes para manifestar su ligereza y embolsarse una buena cantidad de dinero por servicio.


Presentada en el Festival de Cannes y sin llegar a ganar la Palma de Oro que fue a premiar a la cinta “La vida de Adèle”, promete remover conciencias y alertar a los padres que se quedan cómodamente frente al televisor mientras sus adolescentes hijos pasan horas y horas frente a otra pantalla, la del ordenador, la de su móvil, la de su tableta, hablando con más de un adulto con peligrosas propuestas.

Con la facilidad de un clic, la joven de diecisiete años de la película de Ozon se mete en el mundo de la prostitución,
prostitución por internet, y pronto tiene en su buzón abundancia de peticiones para pagar por su cuerpo. Casi imperceptiblemente se convierte en prostituta, tal y como lo pueden conseguir los niños y jóvenes que se entretienen hablando con avispados adultos de zorro talante que saben lo que pueden conseguir de las redes de comunicación.

¿Por qué elegir a una adolescente en lugar de a un adolescente? Muy sencillo, para Ozon ya era bastante complicada la temática de la película como para además abordar la homosexualidad al mismo tiempo.

El espíritu de Buñuel y su “Belle de jour”

El paralelismo con “Belle de jour” de Luis Buñuel es inevitable. En ambas cintas, una mujer de clase acomodada se introduce en el mundo de la prostitución por sí misma. Ozon declaró en la presentación en Madrid que hoy en día es mucho más fácil ejercer la prostitución por la tecnología de la que se dispone que en los años de “Belle de jour” en los que Catherine Deneuve tenía que ser muy consciente de dónde se estaba metiendo.

La crítica ha dicho bueno y malo de “Joven y bonita”. Algunos la han considerado como el trabajo que anuncia el declive de Ozon, otros como un fiel reflejo del peligro al que se enfrentan los adolescentes que navegan por Internet y que no saben aún los efectos de sus conversaciones con adultos ocultos en las ondas wifi de la Red.

Ésta ha sido la principal intención del director al rodar la película, subrayar la facilidad de prostituirse hoy en día para los adolescentes de quienes dice que pueden llegar a ser como seres desconocidos para sus propios padres que siempre intentan no reconocer que sus hijos tienen una sexualidad que vivir y manifestar.

El director señaló que no defiende este medio de ingresar dinero en la cuenta pero tampoco lo condena, simplemente quiere hacer reflexionar al público, sólo plantear una reflexión, no dar respuestas ya que en ese caso estará haciendo política y no arte.



El sexo según Ozon

El cineasta francés ha presentado varias películas que se adentran en el tema de la sexualidad como en “Mirando al mar”, “Sitcom” en la que también se atreve con el tema de la homosexualidad, “Amantes criminales”, en la que Alice una joven y guapa estudiante planea asesinar a su compañero de clase para lo que convence a su amante, o “Gotas de agua sobre piedras calientes”, en la que un cincuentón seduce a un muchacho de diecinueve años y se marcha a vivir con él hasta que un día surge algo inesperado, y “8 mujeres”, cuenta una historia en los años cincuenta de un asesinato ocurrido en una casa en la que solo hay ocho mujeres. La bella Deneuve se luce en un beso lésbico con Fanny Ardant. Quién lo diría habiendo visto a la Deneuve manifestarse en contra del matrimonio homosexual en Francia. En

El debate de la prostitución en Francia

La película llega en el momento en el que Francia vive intensos debates ineludibles y de gran importancia para el bienestar social, que por el momento siguen fluyendo. Por un lado, la legalización del matrimonio gay que ha suscitado inesperadas manifestaciones en contra con violencia expuesta en los medios de comunicación de todo el mundo; por otro, la legalización de la prostitución versus la persecución del cliente por medio de multas.

A finales del año 2013 el gobierno de Hollande propuso multar con 3.000€ a los clientes de las prostitutas captados en el momento de la transacción y a los reincidentes con 6.000€. Tal medida suscitó una reacción llamada “No toques a mi puta” que trataba de defender a las personas que la ejercen. El manifiesto publicado en Internet, firmado por 373 personalidades francesas, incluyendo mujeres, no dejó indiferente a nadie. La comparación con el manifiesto pro abortista de Beauvoir incendió los ánimos de las feministas solo ayudó a propagar la polémica sin llegar a una retirada de la absurda medida para acabar con la prostitución, la de simplemente multar a los clientes.

Sin unificación en la Unión Europea

Y es que los países europeos no están legislando a la par en cuanto a prostitución y cada uno va por su lado sin seguir las trayectorias de los países que sí tienen la experiencia como Alemania y Holanda. En el segundo país las prostitutas ya cuentan con una asociación que lucha por sus pensiones y bienestar una vez concluyan su carrera como meretrices.

En España la gran novedad es que, por fin, en Ibiza se ha aceptado la primera cooperativa que se ha inscrito claramente con la mención de servicios sexuales personales. Gracias a la legalización de esa sociedad cooperativa las prostitutas que la conforma, once por ahora, pueden ser autónomas y declarar sus impuestos, y sobre todo, ganar casi la totalidad del dinero que ganan tras pagar a Hacienda como casi todos los demás.
24 marzo 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.