Hollywood: Meca del cine y de las escorts


14 septiembre 2015  - 
0
Comparte
Hollywood: Meca del cine y de las escorts

Cada año, miles de hombres y mujeres se desplazan a Hollywood con la ilusión de ser descubiertos por algún jefazo del cine o de la pasarela de modelos. Mucha gente guapa y pocos trabajos  relevantes, hacen del ambiente en la ciudad del séptimo arte uno de los más competitivos del mundo.


Mientras se acude a los casting, hay que trabajar para lograr pagar el alquiler y la comida. Los recién llegados a Hollywood están más que contentos de asistir a una prueba para un anuncio de televisión. Otros candidatos, aceptan entrar en el mundo de las agencias de escorts  para vivir mejor mientras pasan de un casting a otro; a veces, ser escort es la manera más adecuada de llegar a los directores y productores más importantes.

Escorts de agencia y estrellas

La directora de una de las agencias de escorts más famosas de Hollywood, ha admitido en diversas entrevistas que su lista de escorts y putas  es bien larga; aunque la mayoría son desconocidas, la verdad es que muchas de ellas no lo son; de hecho su lista cuenta con varias top models. Unos contactos envidiables y unas sumas de dinero muy poderosas son las razones por las que una aspirante a actriz empieza a trabajar en este tipo de agencias de alto standing.

¿Y qué hay de la lista de clientes de estas escorts y putas? En muy amplia también, unos diez mil nombres del mundo de la industria del cine, gente con mucho poder y estrellas de la gran pantalla.

Además de recibir una sustanciosa suma de dinero, la escort, si usa bien sus dones, podrá contar con un nuevo contacto para llegar a su sueño de actriz. Al citarse para cenar y follar con las estrellas más famosas del mundo, las escorts y putas de agencia en Hollywood pueden ganar entre dos mil y tres mil dólares por hora, siendo contratadas por unas tres horas por lo general, hace una atractiva suma por una velada bien corta de trabajo.

El camino puede ser de ida y vuelta. Una escort o puta de lujo  que llega a ser modelo y una modelo que vuelve a ejercer como escort. Hay casos en los que la modelo firma un spot publicitario con L’Oreal por treinta mil dólares, que pueden volar en una semana si la modelo no sabe administrarse y tiene adicciones a las drogas y a los bolsos más caros. En ese caso, modelos de reconocida carrera, vuelven a tocar la puerta de la agencia para retomar su profesión de escort o puta de lujo.

Estrella del cine… porno

Al pasar el tiempo, las cosas se van poniendo en su sitio y aquellos que llegaron a Hollywood soñando con ser actores y actrices de fama mundial, terminan visitando los estudios de cine justo al lado de su objetivo principal, San Fernando Valley, la meca del cine porno.

No es casualidad que unos estudios y otros estén juntos.

La prostitución como comienzo de la carrera artística

No pocas estrellas han pasado por una agencia de escorts o una peli porno antes de cumplir sus sueños. Algunos nombres son conocidos, como Sylvester Stallone, Hale Berry, Brad Pitt o Sharon Stone. La delgada línea entre un trabajo y otro, está bien protegida por las productoras de cine que cuidan de la fama de sus estrellas y velan porque la intimidad sea garantizada en este tipo de negocios. Veamos algunos ejemplos legendarios de escorts y putas de cine.

Raquel Welch: Todo un símbolo sexual cuando actuó en One Million Years B.C. en los años sesenta. Antes de convertirse en una estrella, buscó su camino como escort de lujo, tras ser camarera y bailarina. Su potente atractivo la hizo ser la portada de Playboy en 1979.

Tony Danza: Actor muy conocido en los años ochenta que antes había captado la atención de una puta de lujo muy amiga de los mejores productores de películas. Se rumorea que era habitual ver a Danza desnudo en fiestas y otras reuniones sociales.

Brad Pitt: Hasta que no se dio a conocer con su papel en Dallas en los ochenta, Pitt lo pasó bastante mal. Vino desde Missouri con cien dólares en el bolsillo. Fue a un casting con un guionista gay y, dado que no había papel para Pitt, fue contratado como mozo en su mansión, donde cubrió todas las necesidades del guionista.

Joan Collins: Aunque ya era un nombre conocido en Inglaterra en los años cincuenta, se mudó a Estados Unidos donde empezó desde abajo. Su carrera como escort de lujo o puta de lujo la llevó a conocer a directores de Hollywood. Los rumores cuentan que llegó a ser la escort del rey Fahd de Arabia.

Al Pacino: Muy conocido por su papel en The Godfather, cuesta pensar que en algún momento de su vida tuvo que vender su cuerpo para pagar su alimento. Cuando llegó a Hollywood sobrevivió vendiendo su cuerpo, después retornó a su Italia natal donde, según sus propias declaraciones al New York Post, “con veinte años vivía en Sicilia vendiendo lo único que tenía, mi cuerpo; una mujer mayor me daba de comer y techo a cambio de sexo”.

Un tiempo después regresó a Estados Unidos y siguió en una situación cruda, sin casa ni comida. No está muy claro cómo logró sobrevivir hasta que llegó a ser una estrella.

Sophia Loren: uno de los símbolos sexuales del calibre de Marilyn Monroe, Loren trabajó como prostituta en los bajos fondos de su ciudad durante la segunda guerra mundial, tiempo en el que satisfacía a los soldados estadounidenses. El hambre de su familia la puso en esa situación, una jovencita sin curvas, muy delgada, lo propio de la guerra, y un apodo que ha trascendido, La Simpática.

Ser una estrella de la gran pantalla o de la pasarela de moda, es el sueño de muchos;  algunos lo consiguen, pero tanto si primero han sido escorts o actores porno, lo cierto es que el sexo parece ser la clave en este mundo.

14 septiembre 2015  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.