Hematofilia: Te quiero con regla.


10 diciembre 2015  - 
0
Comparte
Hematofilia: Te quiero con regla.

Para muchos de los clientes de las putas y escorts de Barcelona la regla no es un impedimento para practicar sexo sino una petición. En nuestro último post dijimos que íbamos a entrar en un tema amplio y variado: las parafilias, más conocidas como fetiches. ¿Es usted un ejemplo de follador diferente y original o se conforma con la mamadita y meterla en caliente? Charlamos con las chicas que se dejan caer por La Vie en Rose sobre las cosas más complicadas que les han pedido en sus años como escorts y putas en Barcelona. Tienen mucho que contar.

Esta noche nos acompañan las escorts extrajeras más bellas, también escorts catalanas y escorts españolas impresionantes. Algunas tienen cara de puta y no pueden ocultar lo guarras que son en la cama, eso las hace triunfar con sus clientes. De vez en cuando, aunque no es lo normal, alguna chica de compañía tiene una cara más inocente. Esta velada, al hablar de fetiches, parafilias y rarezas, nos desvelan algunas de las situaciones más extrañas desde que son putas en Barcelona. 

Parece que la regla y ser puta no son cosas compatibles. En realidad, la regla podría parecer una compañera poco deseable en muchas situaciones, pero lo maravilloso de la mente humana es que encuentra su camino a través de todos los obstáculos. ¡La regla es la hostia si a usted le encanta la sangre! ¿Le suena a rollo vampírico? Tiene razón, la hematofilia, una de las parafilias que han experimentado las escorts y putas en Barcelona, necesita de sangre, y mucha, para ser uno de los juegos más oscuros.

Escort egipcia y sangre entre las piernas

La escort egipcia nos cuenta la primera vez que su original cliente le pidió una cita. “Había visto mi foto y me dijo que le había gustado mucho, que podía ser el tipo de chica de compañía que estaba buscando en Barcelona. Me pareció interesante y por eso le dije que podíamos vernos el fin de semana, fue entonces cuando me dijo que tenía algo especial que confesar”.

Y entonces el cliente solicitó a la escort egipcia una información muy concreta, cuando tenía la regla, ¿sangraba mucho? Ella dijo que lo normal pero que un día sí que era mucho lo que caía de entre sus piernas. Eso le gustó a su extraño cliente, inmediatamente él le pidió saber qué fechas eran las de su próxima regla.  La escort egipcia nos cuenta que hizo sus cuentas y para no fallar, le dijo al cliente que lo llamaría para ser más exactos y que tendría su sangre toda para él.

Así es la hematofilia. Todo un mundo lleno de interrogantes y desmadres fuera de lo rutinario y aburrido. El campo del sexo es mucho más grande de lo que algunos paletos piensan, y da mucho de sí si la persona está dispuesta a olvidarse de los estereotipos. 

La escort colombiana en una fiesta vampírica

La escort colombiana nos cuenta su experiencia con esta parafilia. Una vez un cliente le dijo que le ponía la sangre, ella se asustó al principio porque eso de que le den hostias como sumisa no le va para nada, en todo caso, las da ella muy al gusto del cliente, pero su interesado no tardó en aclarar su sangrienta confesión. La sangre le excitaba sexualmente, no como un vampiro, sino que realmente se la ponía dura. Beber sangre, tocarla, frotarse con ella, incluso el simple hecho de pensar en la sangre. Aunque en los últimos años nos bombardean con espantosas películas sobre vampiros, lo cierto es que la atracción humana por la sangre siempre ha estado ahí.

La escort colombiana nos cuenta que después de conocer los gustos de su cliente, accedió a acompañarlo a un club en el que había ataúdes, gente desnuda mordiéndose y lamiendo la sangre que brotaba, en un ambiente que parecía BDSM pero con tintes vampíricos. No fue necesario tener la regla, dice la escort colombiana, pero me dijo que le hubiese gustado bebérsela, le pregunté si no le importaban las enfermedades y me dijo que tenía que controlarse mucho pero que la sangre era su fetiche y no lo podía evitar.

¿Cómo puede satisfacer sus instintos una persona que disfruta de la vida gracias a la hematofilia? ¿Anda por ahí pidiéndole a las putas y escorts en Barcelona que le dejen beber su regla? ¿Se hace doctor y roba bolsitas de sangre para hacerse un Bloddy Mary en su casa? 

La escort madura y el griego profundo

La escort madura también tiene una historia que contar en cuanto a la hematofilia. Esta escort es una chica elegante, sexy y con apariencia de vampira. Melena oscura, piel blanca, cuerpo escultural y una voz que encanta y hace perder el sentido. Su cliente era un habitual y nunca antes le había manifestado su gusto por la sangre, simplemente porque ni él mismo era consciente hasta que un día, mientras echaban  un polvazo, más concretamente practicando un griego profundo, quizá demasiado, hubo desgarro y se excitó al ver los restos de sangre en las sábanas.

En la siguiente cita, la escort madura, al darse cuenta de su excitación con la sangre, le propuso practicar una sesión de sado light con sangre a lo que él accedió con el rabo tieso, casi asomando ya por la ventana de la alcoba del placer donde se encontraría con ella.

La escort madura nos cuenta que hubo sangre y el cliente no solo se puso hecho un toro sino que chupó la sangre y se comportó como un vampiro seductor y follador como ninguno.  Y hasta aquí nuestras historias vampíricas de hoy. Sangre, sexo y escorts, una mezcla que no todos entienden.

Aunque en nuestro querido blog nos dejamos llevar por nuestras fantasías más sucias y perversas, también tenemos raciocinio y mucho sentido común. No practique la hematofilia con cualquiera, beberse la sangre de otra persona puede conllevar riesgos muy altos, no se la juegue. Compre sangre en una tienda de disfraces y beba cuanto quiera.

10 diciembre 2015  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.