Escorts maduras en Barcelona: Un dulce bocado


11 julio 2014  - 
0
Comparte
Las ventajas que conlleva elegir una escort madura en Barcelona
La sexualidad, como cualquier otra cosa en nuestra leve existencia, está sujeta a la tiranía de la moda. En el siglo XIX, reinaba el cuello de la mujer, parte que suscitaba mucho más interés que los pechos, sin embargo, hoy sería impensable anteponer cualquier cosa a las tetas. Esa obsesión, cuyo comienzo algunos sitúan en las películas porno de Estados Unidos hace algunas décadas, persiste hoy en día sin dejar espacio al reinado de otra parte del cuerpo femenino.

El del hombre, eclipsado por la heterosexualidad, se mantiene en la sombra y solo reluce entre el público gay. En cuanto a la edad, lo mismo. La preeminencia de la jovencita sobre la mujer madura está ahí, aunque el poder sensual y la experiencia de una auténtica mujer siguen vivos y resistiendo la tormenta de la obsesión por las que acaban de cumplir 18 años.


En brazos de la mujer madura

Puede que sea la procreación la que está detrás de las siempre eternas ganas masculinas de follar con una jovencita, pues ésta tiene más vida por delante para cuidar de los hijos y más fortaleza física. Si por engendrar fuera, la mejor opción sería, sin duda, hacerlo con una chica que esté en la veintena recién estrenada. Pero no es este objetivo el de una cita con una escort. 


Si de sensualidad y experiencia con una mujer se trata, entonces es mejor solicitar los servicios de una escort madura. ¿Qué dice la moda que es una escort madura? En los tiempos en los que se escribió la novela erótica “En los brazos de la mujer madura”, allá por los años sesenta, se refería a una fémina que había pasado los treinta años.


Hoy en día parece que se relaciona con las de una década más, los cuarenta aproximadamente. En realidad, no es relevante, porque la cuestión de la moda va cambiando cuando menos se espera y depende de las opiniones y gustos de las élites, con lo cual, cuando decidan otra cosa, por su aro entraremos todos los mortales.

La mejor elección

En La vie en rose, la presencia de una gran variedad de mujeres hace difícil la elección, puesto que al matiz de la edad, se pueden añadir muchos valores más. Por ejemplo, los servicios que se ofrecen, como dúplex, beso negro, sado, felaciones, disfraces, fantasía, escorts a hotelesescorts a domicilio, etc. Puede que en algunos casos la edad sea determinante, puede que en otros no, pero lo que sí podemos asegurar, es que en la mayoría de las ocasiones, la experiencia y sensualidad de una escort madura supera con creces la de una jovencita por muy deseable que sea.

Además, tengamos en cuenta que una escort se dedica a muchas cosas aparte del sexo por dinero en Barcelona. Como su nombre indica en inglés, es una mujer que se dedica a acompañar al cliente, puede que a una cena, a un viaje o a una reunión. En esas situaciones, la escort madura da la talla mejor que una que no lo es, simplemente por el dominio de la situación, su conocimiento de comportamiento social, sus dotes de conversación y la seguridad en sí misma para manejar este tipo de ocasiones.

La acompañante perfecta

Las escorts, en contra de lo que muchos puedan pensar, pueden compaginar una vida acelerada en la que alternan ritmo diurno y nocturno con asiduidad porque están físicamente muy bien preparadas. Las escorts maduras dedican buena parte de su tiempo a ponerse en forma, reafirmar su piel y endurecer sus músculos. La vida que llevan requiere estar en una forma impecable, con lo cual, están en condiciones físicas de ofrecer los mismo que las jovencitas.

Puede que una de sus características más relevantes sea ese conocimiento social, humano, que las hace tener una experiencia muy valuable a la hora de acompañar a un hombre en cualquier situación.

La experiencia del cliente

Hemos preguntado a algunos de los clientes de La Vie en Rose y, como podíamos esperar, han hablado con entusiasmo de sus citas con las escorts maduras. Para algunos era muy importante la conversación, pues follar, pueden follar con muchas escorts pero conversar no lo pueden hacer con todas, según nos relataban. En ocasiones, un hombre, se ve sobrepasado por su fama de follador, y sin embargo, lo que le llama la atención de una cita con una escort es poder hablar con ella y contarle su vida, no pocas escorts han reconocido que a veces se sienten más como psicólogas o amigas que como putas.

A la hora de tener una cita completa, entendida como buen sexo y buena conversación, para ellos es importante la edad. Una escort madura tiene un nivel cultural y un conocimiento del hombre mucho más amplio y profundo simplemente por su experiencia. Según los clientes, disfrutar de una cita con una agradable conversación, interesante y divertida, combinada con sexo profesional, es lo mejor que pueden hacer con el dinero que ganan.

Algunos clientes definen a las escorts maduras como “mujeres de verdad”, ésas con las que “uno se siente al mismo nivel, no como si fuera su padre”. Es cuestión de gustos. Otros subrayan el buen servicio que recibieron cuando la escort madura les acompañó a una cena de negocios a la que acudían los otros hombres con sus esposas, o eso parecían, y necesitaban una acompañante.

“La que me acompañó lo hizo muy bien, como si fuese mi esposa, dio la talla en cuanto a conversación, nivel cultural, saber estar, apariencia; se vistió sexy pero elegante y me trató como si estuviésemos casados y enamorados, todo perfecto. Fue agradable con las otras mujeres y discreta con los otros hombres de la mesa. Después nos fuimos a La Vie en Rose y follamos a lo bestia; quedé totalmente satisfecho, no olvidaré esa cita”.

El poder de la escort madura reside en su experiencia y belleza, su conocimiento del cuerpo masculino y de su psicología también. Un combinado perfecto para seducir y llegar a los estándares más exigentes.
 

11 julio 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.