Escorts maduras: conversación interesante y experiencia sexual


10 septiembre 2015  - 
0
Comparte
Escorts maduras: conversación interesante y experiencia sexual

Las escorts maduras   son ese tipo de compañía para el cliente que desea obtener algo más de una cita con una prostituta. Además del esperado sexo, hay otros aspectos considerados igual de importantes a la hora de perderse en los brazos de una puta en Barcelona . Las escorts maduras, en cuanto a una combinación de conversación y experiencia sexual, son el perfil más buscado en Internet.

Una compañía muy satisfactoria

Algunos pueden leer este post y pensar que una puta es una puta y que no hace falta que tenga un buen nivel de inteligencia o cultura para mantener una conversación con chispa,  ¡que tenga buenas tetas y buen culo, lo demás da igual! Sin embargo, hay otro tipo de cliente que está muy interesado en las otras aptitudes de esa puta con la que ha quedado en Barcelona. Una cita con algo más que sexo, con afinidad y con sentido del humor agudo; es lo que una escort madura ofrece a los hombres que la visitan y la llevan a cenar. Las escorts maduras están a la altura de todas las circunstancias.

Mucho más que un “completo”

¿De verdad todos los hombres se sienten completos después de experimentar un “completo” o les gustaría algo diferente? Por lo que nos comentan algunos de los clientes con los que charlamos, no es solo la corrida, el orgasmo, o como queramos llamarlo, “sin duda, si hay conexión con la escort el polvo sabe mejor”. Así de claro nos lo dicen los asiduos a las escorts quienes se decantan por la compañía de una escort madura para tener todo lo que buscan en una cita sexual.

Por algo las escorts maduras también se llaman chicas de compañía maduras; simplemente porque es verdad, hacen compañía en algo más que en la cama o en la bañera. 

Además de los servicios propios de las escorts, tales como el francés natural , el griego , la garganta profunda , el trío o las fiestas privadas , las escorts maduras ponen al servicio del cliente una madurez y saber estar que una escort jovencita  puede tener problemas para ofrecer al hombre.

Charlamos con las escorts maduras sobre este tema y no responden que “a los hombres les gusta una cita mucho más llena que solo un buen polvo. Muchos de los clientes son hombres mayores de cuarenta o cincuenta años que necesitan de una escort a la altura que no les deje la sensación de haber compartido un rato con una persona con la que no tenían nada de qué hablar”.

Los clientes de las escorts maduras encuentran en ellas esa sabiduría sexual y esa preparación para poder conversar con ellos y acompañarlos en sus eventos o escucharlos en la habitación cuando necesitan descargar algún problema o frustración y recibir un consejo o solo eso, una persona con la madurez suficiente para escucharlos y reconfortarlos.

¿A partir de qué edad se considera escort madura?

Quizá sea injusto colocar la palabra madura a una escort que aún no llega a los treinta años pero lo cierto es que así como funciona. Aproximadamente hasta los veinticinco años las escort reciben nombres como escorts universitarias , escorts jovencitas, etc. Pero a partir de esa edad y llegando a los treinta ya pueden cambiar su apellido profesional a escort madura. 

Es cierto que las escorts universitarias y escorts jovencitas tienen mucho tirón en Internet. Los amantes del sexo por dinero pierden la cabeza por una cita sexual con una escort de veinte años, quizá estudiante y muy morbosa. Eso es una imagen que excita a muchos pero para otros, no es eso todo lo que necesitan en una cita con una puta.

Las putas pueden serlo a cualquier edad. No es extraño conocer a alguna que ronda los sesenta y cinco y sigue dedicándose a su oficio de toda la vida y con su buena lista de clientes. Desde los dieciocho años hasta que una quiera puede ser puta e ir pasando por las diferentes categorías según su momento y las ganas que tengan de tener clientes fijos o espontáneos.

Escorts maduras: selección

Algunos hombres piensan que ser puta es cosa de quedarse con lo primero que aparece por la puerta o pasa por la calle pero no es así para el estilo de prostitución que hacen las escorts. Las escorts son putas que trabajan con un perfil en Internet o una agencia y que conciertan sus citas con antelación y como si de cualquier profesional se tratase.

Aparte de esto, las escorts maduras van a más allá en el tema de la selección del cliente. No solo no se van a quedar con cualquiera que las llame sino que van a elegir qué cliente desean como fijo y cuál es mejor que sea esporádico o que llame a otra compañera.

Hasta para eso son escorts selectas. Nos cuentan que cuando acaban de echar el polvazo de su vida con el cliente, es el momento de decidir si lo quieren como regular en sus citas o no. Por medio de un beso, un comentario, un gesto de cariño o algo así, echan la indirecta al hombre para que sepa que es más que bienvenido si quiere repetir con ella.

En cuanto al sexo y a sus prácticas puede haber mucha competencia entre las escorts pero la competición es menos agresiva en otras características y artes, como en la compañía, la educación y la madurez en la conversación antes y después de la práctica sexual.

Clientes más asiduos de las escorts maduras

Entre los más entregados clientes de las escorts maduras se encuentran aquellos hombres de mediana edad que necesitan ese contacto sexual pero buscan algo más en la cita, y aquellos jovencitos que desean iniciarse en el sexo y necesitan de una escort experimentada para que les enseñe a disfrutar a una mujer en la cama. Parecen los extremos que se tocan en la compañía de una escort madura, entre sus sábanas y su lencería de encaje negro.

10 septiembre 2015  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.