Escorts Brasileñas


10 marzo 2016  - 
0
Comparte
Escorts Brasileñas

El cliente favorito de una escort brasileña disfruta del trato privilegiado de una diosa del sexo. En la primera parte de este post ya dimos unos cuantos trucos para esos que quieren ser los chicos especiales de las escorts más calientes. Las pelis porno o las pelis románticas, inducen a la confusión en cuanto a cómo tratar a una escort. Ni pulpo ni chulo ni actor porno, ninguno de esos papeles le va a llevar a obtener privilegios de la escort brasileña. La sencillez siempre ha sido una virtud.

Abandonar la cama del pecado

La cama del pecado, es la cama del pecado, y una vez cometido, cuanto menos tiempo se esté en ella, mejor. Sobre todo porque la escort brasileña tiene que seguir pecando y la cama también. Las pelis románticas nos muestran a la parejita de charla, abrazaditos y dándose muchos besitos, pero la cita con una escort brasileña en Barcelona no es una peli romántica y la vida continúa. Al terminar, sin prisa pero sin pausa, márchese y déjela sin sentir que está haciendo algo rudo. El mejor consejo siempre es observarla, quizá no tenga prisa y esté disfrutando de su compañía, quizá, es mejor despedirse hasta la próxima.

La propina

No ponga en el sobre el importe justo de la cita, sea un poco más suelto de manos y dé una propina, da igual si es poco o mucho pero el detalle siempre está bien. La propina quiere decir que usted gustó de la cita y que valora el esfuerzo de la escort brasileña. La propina será según su nivel de satisfacción. Dejar cinco euros después de una cita de trescientos pues queda un poco cutre, ¿no?

La importancia de los foros

Pregunte a la escort brasileña si le gustaría que usted hablara de ella en Internet. Hay foros en donde los clientes se cuentan las experiencias y dicen si han quedado satisfechos o no, y cuáles son las mejores y peores escorts brasileñas. Quizá ella desee que usted hable bien de ella, no deje que se lo pida, adelántese preguntando si desea que usted deje algunos comentarios en los foros. Ahí se gana usted un buen punto.

La ducha bendita

Puede que el cliente tenga un fuerte olor corporal o que use una colonia que tira al suelo. La escort brasileña no quiere pasar por el trago de tener que decirle que pase a la ducha, eso también podría sentarle mal y empezar la cita con el pie izquierdo. Sea un chico preparado, una duchita justo antes del sexo es algo que las escorts valoran sobremanera. Piense que una mamada se hace mejor si la polla está limpia, si no, menuda mierda, tendrá que meterse al cuarto de baño y adecentarse el pajarito. Igual que los clientes hablan sobre las escorts brasileñas, ellas también hablan sobre los clientes. Si usted es un guarrete, pronto dejará una fama apestosa tras de sí y tenga por seguro que tendrá problemas para quedar con las mejores escorts brasileñas.

Un regalito siempre es un regalito

Hay escorts brasileñas que publican sus gustos y además los regalos que desean recibir de sus clientes. A veces, perfume, a veces, flores, lencería de encaje, zapatos de tacón, una botella del mejor vino o una joyita. Algunas cosas son complicadas de regalar si no se conoce a la persona, por eso volvemos a insistir en la importancia de esa conversación por teléfono. Si quiere llevarle lencería, pregúntele por la talla, el color que le gusta y cosas así. Si se trata de perfume, también, no se corte, pregunte cuál es su marca favorita. Puede que el cliente no desee exactamente hacerle un regalo a la escort sino que quiere verla vestida con determinada ropa. En ese caso, también, pregúntele a la escort. Cuanto más claro todo, mejor.

Un completo: cena y sexo

Las escorts brasileñas valoran salir por ahí y pasarlo bien no solo dedicarse a la práctica del sexo. Si usted puede ser un tipo agradable y divertido, invite a cenar o a una copa  a la escort brasileña que tanto llama su atención. Ser su cliente favorito también conlleva momento de fiesta, música y baile, quizá una conversación ligera y con buen sentido del humor sea la clave para conseguir ser ese cliente favorito entre la multitud. El tiempo de la cena también debe pagarlo, piense que para la escort brasileña todo es trabajo, y que si no estuviese con usted, quizá estaría en su sofá viendo una serie o con sus amigas dándose una vuelta. Si la lleva a cenar o a tomar una copa, también debe pagarle por ese tiempo.

 

Ventajas de llegar a ser el cliente favorito

Como dijimos en la primera parte de este post, ser el cliente favorito de una escort brasileña conlleva dejar de ser uno más y pasar a ser alguien con quien la escort brasileña realmente quiere quedar. Puede que ella decida salir a cenar con usted como amigos y solo tenga que pagar por las prácticas sexuales. Ella podría estar tan a gusto que disfrutaría de su compañía en la cama de una forma más íntima que con los demás clientes. Sin arriesgarse con las enfermedades de transmisión sexual, a veces la escort brasileña acepta hacer el francés sin condón, o se deja llevar y alarga la cita pasando de contar el tiempo. El cliente favorito también tiene preferencia sobre los demás. La escort brasileña podría pasar de cierta cita e irse con su cliente favorito con el que realmente se lo pasa bien y está a gusto. Igual que usted le hace regalitos, ella también podría corresponder a su cliente favorito con un regalo sexual, como una cubana o una garganta profunda.

Eso sí, no confunda el cliente favorito con ser el novio de la escort brasileña. Deje que sea ella la que marca el ritmo de esa confianza, después de todo, tiene muchos candidatos que buscan esa cercanía con ella y necesitará tiempo para vislumbrar lo que el hombre destinado a ser su cliente perfecto tiene que ofrecer.

Disfruta de una buena mamada de las escorts brasileñas más calientes de la ciudad

http://www.lavieenrose.es/es/escorts-brasilenas-en-barcelona/

10 marzo 2016  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.