EL CARNAVAL, EL MEJOR PICANTE

Estamos metidos en pleno carnaval y, como era de esperar, nuestras propuestas van a ser de lo más picantes. Creado para que los nobles pudiesen salir y mezclarse con el pueblo, desde siempre ha sido una cita con el lujo. Para eso, el puntito erótico es indispensable.

20 febrero 2017  - 
0
Comparte
EL CARNAVAL, EL MEJOR PICANTE

Estamos metidos en pleno carnaval y, como era de esperar, nuestras propuestas van a ser de lo más picantes. El carnaval es uno de los juegos de los que los adultos pueden disfrutar igual que los niños. En estos días, nuestras calles se llenan de súper héroes, personajes de otra época, dibujos animados, seres fantásticos y, lo que más nos gusta, erotismo picantón. Hoy vamos a ver las mejores propuestas de disfraces para pasarlo bien en las fiestas y también en la alcoba.

Ser más sexy, más atractiva, añadir un toque gracioso y un punto de originalidad es lo que buscamos cuando estamos decidiendo cuál va a ser nuestro disfraz. El Carnaval se celebra de diferentes maneras en el mundo. El de Río de Janeiro es un despliegue de creatividad. Plumas, tejidos brillantes, bikinis de talla mínima, música y mucha fiesta. Italia destaca por su carnaval de Venecia. Creado para que los nobles pudiesen salir y mezclarse con el pueblo, desde siempre ha sido una cita con el lujo, diseño y elegancia al más puro estilo italiano. Su símbolo internacional, la máscara blanca, dorada o plateada que impide mostrar la cara.

En otras ciudades el carnaval es el momento apropiado para disfrazarse de cualquier cosa. Indios y vaqueros, superman, profesiones, políticos, Michael Jackson o Madonna, gángsters, romanos y egipcios, los pitufos o drag queens. El disfraz es la manera perfecta de llamar la atención y comenzar una conversación con los demás del bar. Pero no es lo mismo disfrazarse de una cosa que de otra. Y al final buscamos divertirnos y ligar. Para eso, el puntito erótico es indispensable.

Sexy princess

Algunos estudios psicológicos han desvelado la repercusión en los demás según llevamos un disfraz u otro. Si lo que busca es una relación sexual esporádica, puede escoger un disfraz de stripper, pero si le interesa un romance, nuestro consejo es que vaya buscándose uno de princesa, eso sí, cuanto más sexy, mejor.

Presentarse ante los demás como una mujer de clase alta, con estilo pero sumamente sensual, es la mejor forma de llamar la atención de los que buscan lo mismo que usted.

Ocultar la cara con un antifaz o máscara, con el más puro sabor italiano, hará que resalte por encima de las demás princesas. Raso, seda, encajes, un escote de vértigo, una peluca llamativa y unos cuantos accesorios para completar su apariencia, trabajarán por usted a la hora de encontrar a su príncipe.

James Bond

Para ellos, una de nuestras propuestas es la de disfrazarse de James Bond. El esmoquin, aunque no deja entrever nada, es una apuesta segura para ser el más guapote de la fiesta. Pocas veces las mujeres tienen la oportunidad de ver a un hombre vestido de forma tan atractiva.

Es un disfraz cómodo y fácil, puesto que es una prenda habitual en muchos armarios masculinos. No hay que olvidar el punto sexy de las armas en manos de gente bien vestida. Una buena pistola es todo el atrezzo que se necesita para completar la apariencia de James Bond.

Súper héroes

Vestirse de Superman o Supergirl está muy visto y aún así sigue teniendo un éxito descomunal. Batman y Robin, ninjas y samurais, Cat Woman, Wonder Woman, Robin Hood, El Zorro, Sherlock Holmes, son algunas de las propuestas para meterse en el papel de un súper héroe por una noche.

Personajes más recientes como Beatrix de Kill Bill embutida en su mono amarillo y empuñando una larga katana es algo menos habitual, sin perder el toque erótico, es otra de las mejores propuestas.

Profesiones

Azafata de vuelo, piloto, policía y vaquera son otras opciones acertadas. Aunque pueden ser los más típicos de carnaval, lo cierto es que cada uno puede darle su toque de originalidad. Vamos a comentar algunos de los más famosos.

Marinera y marinero

Para ellos y ellas, el disfraz de marinerito es uno de los más usado en las fiestas de disfraces. En la versión femenina, la falda y el escote cuanto más cortos mejor. El gorrito sobre la melena suelta y un tacón bien alto.

El marinero tiene connotaciones de hombre fuerte y rudo, que vive una vida dura en el mar y que tiene un amor en cada puerto. Lo recomendamos especialmente a aquellos con un buen brazo. La camiseta a rayas azules y blancas queda mucho mejor cuando los bíceps están a tope. Pantalón blanco y una gorra con un ancla, son cosas fáciles de conseguir. Si quiere redondear el conjunto, no se olvide del ancla tatuada en el brazo o de la sirena sexy y, por supuesto, la pipa siempre humeante.

Enfermera

Meterse en el papel de una enfermera sexy cumple el sueño erótico de muchos habitantes de la tierra. En el dúo médico/enfermera, la segunda gana por goleada. Las enfermeras forman parte de las fantasías más sucias y perversas de muchos. Por eso, y si quiere llamar la atención, pruebe este año con el personaje más atractivo.

No en vano hay escorts especializadas en cumplir esta fantasía. Camillas, auscultadores, supositorios y mucho know how, son su secreto.

En su versión más habitual, encontramos muchas páginas en Internet que nos ofrecen la posibilidad de disfrazarnos sin más complicaciones. Podemos comprar el traje completo con todos sus accesorios. Blanco con detalles en rojo suele ser el más escogido. Aunque también hay versiones muy sexis como el de látex negro, tipo pin up con estampado de guerra o para chicas rellenitas.

Bombero

De nuevo, jugamos con el inconsciente para proponer un disfraz erótico. El bombero que va apagando fuegos pasionales es todo un estereotipo sexual. Sirve un pantalón azul, un musculoso torso al descubierto y un casco rojo. Para completarlo, no se olvide de tiznarse la cara con negro y llevar un extintor falso o una manguera. El hombre que se decide por este disfraz tiene asegurada la atención de las mujeres.

Cualquiera de estas opciones es buena para pasarlo bien en carnaval. Hay que aprovechar. No todos los días el juego y la fiesta están por las calles.

20 febrero 2017  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.