Club de alterne: Relaciones sociales y, por supuesto, sexuales.


20 julio 2014  - 
0
Comparte
Clubes y escorts en Barcelona
Los clubes de alterne son parte de la geografía; pueblan nuestras carreteras, pueblos y ciudades como un elemento más de la naturaleza. Tipos hay muchos, a grandes rasgos los podemos dividir en dos amplias ramas: el club de alterne urbano y el club de alterne de carretera. Los primeros están proliferando en los centros de las ciudades, pues estos clubes no son solo cosa de viajeros y transportistas.

El club de alterne de carreteras el establecimiento en el que los clientes toman copas mientras las putas se les acercan para coquetear y seducirles. El club suele tener una planta superior en la que están las habitaciones a las que las putas conducen a los clientes para intercambiar sexo por dinero. Los contactos suelen ser de un mínimo de veinte minutos y se pueden extender hasta donde el cliente esté dispuesto a pagar por el tiempo y los servicios de la puta.

El club de alterne urbano de alta calidad

En los últimos años, la presencia de este tipo de establecimiento de ocio nocturno se ha hecho notar en los centros de las ciudades. Si el club de alterne de carretera tiene una imagen oscura, por el contrario, el club de alterne urbano se ha posicionado como un lugar de ocio en un ambiente discreto, una alta calidad en los servicios, una vigilancia de la salud y un cuidado escrupuloso de la higiene de las habitaciones. Es el caso de La Vie en Rose, un establecimiento en el que hasta el mínimo detalle está presente.

Las suites de La Vie en Rose están diseñadas de tal forma que consiguen inspirar al cliente esa tranquilidad y buen ambiente para lograr la predisposición al sexo con una escort profesional de las fantasías sexuales de los hombres. La cromoterapia es la combinación de colores para conseguir un estado mental apropiado para disfrutar del sexo. La música, el ambiente, la discreción y alta calidad en el trabajo de la escort hacen de la visita a La Vie en Rose la mejor experiencia sexual de los clientes.


Club de alterne vs. Internet

No se esfuerce, no lo intente con muchas ganas: Nunca el uso del chat ni la visualización de fotos podrá superar una cita en vivo y en directo.

En nuestros días vivimos el apogeo de las relaciones creadas en Internet, muchas de ellas en las redes sociales. Antaño se usaba el chat irc para estos menesteres; conocer gente nueva nunca había parecido tan fácil. Pero igual de fácil que es hablar con alguien en un chat, es el batacazo cuando nos vemos cara a cara con quien había detrás de ese nick.

El Photoshop también ha ayudado alegremente a ese batacazo final. ¿Cuántas veces una preciosa cara y un bello cuerpo ser convierten en algo muy diferente cuando saltan de la pantalla del ordenador o del móvil a la realidad? Eso por no hablar de las fantasías que nos creamos al chatear con una persona. Las líneas mecanografiadas no nos aportan tono, voz, emoción, nada; la realidad es que el que se engancha en una conversación de chat con un desconocido, está poniendo mucho de su imaginación a la relación. Claro, así luego pasa lo que pasa.

En el mundo de las escorts y las putas, puede pasar algo parecido. Además, quien busca sexo por dinero en Internet debe ser conocedor de las tecnologías y disponer de las ganas para estar surfeando la web y dando palos de ciego. Ahí es donde entra el poder del maravilloso club de alterne, lugar en el que no hay sitio para la falta de comunicación ni para los malentendidos.

En el club de alterne la relación sigue siendo personal, tal y como se solía hacer. Aquello de ligar en un bar era mucho más desafiante y atractivo que en una página web o en un chat. El juego de miradas, la vista del cuerpo y la cara al natural en un ambiente discreto y divertido, la compañía y la conversación con otros clientes, son factores insuperables a la hora de elegir cómo pasar un viernes o sábado noche.

Las escorts del club

La variedad de escorts en el club de alterne es mucha e inmensamente más poderosa que una colección de fotos bonitas en una red social. Los clientes eligen venir a La vie en rose para pasar un buen rato, no solo un encuentro sexual sino disfrutar de la música, del buen ambiente, la conversación y por supuesto de la posibilidad de nuevas relaciones de amistad con otros clientes. Ante todo, el club de alterne es un club de relaciones sociales, y, por supuesto, sexuales.

Las escorts de lujo se aproximan al cliente y éste las invita a tomar una copa, un rato de charla y coqueteo, si la seducción funciona, el cliente puede optar por alquilar una habitación de lujo y disfrutar de su escort por el tiempo que desee.

En el club de alterne hay escorts maduras, escorts independientes, escorts universitarias, escorts muy altas, escorts muy flexibles y cualquier nacionalidad que se pueda imaginar desde escort rusas, escorts asiáticas o escorts brasileñas hasta escorts españolas, escorts libanesas o escorts griegas.

En definitiva, el club de alterne urbano es un establecimiento destinado a promover las relaciones sociales de seducción y diversión. Muchas escorts dicen que frecuentemente el cliente no desea relación sexual sino un buen rato agradable de charla y copas con una belleza que lo escuche y con quien reír y liberarse de las tensiones y el estrés de la semana. Para muchos es la mejor manera de amortizar lo que ganan, y si nos paramos a pensar, son muchos servicios los que cubre la escort aparte del sexual: compañera, entretenimiento, diversión, noche de bares y copas, psicóloga y, a veces, amiga.

El club de alterne situado en el centro de las ciudades es un lugar especialmente pensado para las relaciones adultas donde no solo van los hombres sino muchas veces también con su pareja para disfrutar de la compañía de una escort toda la noche.

20 julio 2014  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.