¿SABES DE QUÉ TRATA UNA GIRLFRIEND EXPERIENCE?

Por sus siglas en inglés, la GFE o girlfriend experience, se refiere a la cita con una escort revestida de relación sentimental habitual. La traducción literal es “experiencia de novia”.

10 octubre 2017  - 
0
Comparte
¿SABES DE QUÉ TRATA UNA GIRLFRIEND EXPERIENCE?

Por sus siglas en inglés, la GFE o girlfriend experience, se refiere a la cita con una escort revestida de relación sentimental habitual. La traducción literal es “experiencia de novia”. Con este servicio, la escort pretende cubrir más allá de las necesidades sexuales del cliente. Si el mejor sexo con las escorts más calientes de Barcelona no es todo lo que busca, puede probar la girlfriend experience una tarde de domingo viendo una película en su sofá.

Girlfriend experience en Barcelona

Muchas veces hemos escrito sobre las diferencias entre las comúnmente conocidas como putas y las escorts. Quizá, esta sea una de las más evidentes. Para las trabajadoras del sexo rápido, la girlfriend experience es algo que no se plantean ni ofrecer. En el intercambio sexual de éstas y sus clientes, no hay espacio ni tiempo que perder. Cuanto más rápido discurra todo, mejor. La práctica sexual se reduce solo a eso, sin más matices.

La experiencia de novia es algo que llega más lejos. Charlando con uno de los clientes que la ha probado llegamos a saber que es uno de los servicios más completos que existen. “Para mí es importante, además del sexo, sentir algo de conexión con la escort. Me gusta que haya también cariño. Muchas veces me siento mejor con eso que solo con sexo. Cuando llamo a una escort para la girlfriend experience, quedamos en mi casa, y suelo preparar algo de comida, escuchamos música o vemos una serie. Después, claro, viene el sexo, pero de otra manera”.

Una novia espectacular

La GFE no es solo para ver películas en el sofá sino que también puede ser el servicio perfecto cuando estamos invitados a un evento social y no tenemos acompañante. La escort puede actuar como la pareja del cliente en todos los aspectos, no solo en privado en la habitación del hotel.

“Tengo clientes a lo que he acompañado a bodas, por ejemplo. No tenían pareja y estaban hartos de las preguntas de la familia y los amigos sobre si se iban a echar novia o no. En esas ocasiones, me meto totalmente en el papel de novia. Acaricio, beso, bailo agarrada de su cuello, y le hago quedar muy bien delante de todo el mundo”.

Las ventajas de ir acompañados por una escort a un acto social y no por una chica que no conocemos verdaderamente, es que la escort sabe comportarse y está a la altura de las circunstancias, además de ser una profesional del sexo, del que el cliente puede disfrutar si lo acuerda con ella.

No pocas veces ocurre que acudimos a, por ejemplo, una boda, en compañía de la persona equivocada. Quizá le falta saber estar, no sepa de lo que habla o nos deje en un mal lugar; todo eso sin contar con que a la hora del sexo la cosa vaya todavía peor. Esto es algo que nos evitamos al ir acompañados de una escort que sea experta en la girlfriend experience.

Historia de amor a la carta

El colmo, como en tantas otras ocasiones, se lo lleva Japón. Si en Occidente la GFE es una experiencia muy útil a la hora de los eventos sociales o para recibir una buena dosis de cariño en una tarde de lluvia, en el país nipón han convertido algo puntual en toda una relación a la carta.

En Japón es posible comprarse un romance completo. En esta experiencia, el cliente y su escort elegida, se hacen novios después de un cortejo, tienen problemas de pareja, disfrutan del sexo igual que cualquier otra y, después de una tormenta amorosa, llega un triste final.

Es como adquirir un guión de película y vivirlo, o redactar nosotros mismos eso que tanto deseamos vivir. Regalos, sorpresas, romanticismo a raudales, sexo sin preservativo, besos, síes y noes; todo puede formar parte de nuestra historia de amor a la carta.

El sexo con novia

El sexo con novia es algo bien diferente al sexo con una profesional de la cama. Los clientes que prefieren vivir la girlfriend experience están buscando una relación diferente. En principio, incluye los importantes detalles del sexo en una relación sentimental. Algunas escorts, después de los pertinentes análisis, acceden al sexo sin preservativo, pero no es lo habitual. Besos, caricias, conversación, romanticismo, sexo oral sin condón, y muchos más detalles forman parte de la GFE.

Para muchos clientes, la práctica del sexo es algo que no tiene mayor alcance que un orgasmo y el disfrute general de la experiencia, pero para otros, eso se queda corto y quieren sentir algo más personal.

Si se da la situación de no tener pareja y echar de menos esa intimidad con una mujer, la girlfriend experience es la mejor respuesta. Aunque, finalmente, se trata de un servicio sexual, no es lo mismo vivirlo de una manera que de otra.

El sexo que practicamos compartiendo una intimidad, es para muchas personas, no sólo mujeres, una forma de llenarse de energía, apaciguar inquietudes y animar el espíritu.

¿Por qué hacemos sexo?

Esta cuestión la hemos planteado en más de uno de nuestros posts. La respuesta, después de mucho divagar de los psicólogos, es bien simple. Tenemos una necesidad de conexión con otros humanos para sentirnos parte del mundo y que estamos vivos.

Y si lo pensamos un poco, quizá estemos de acuerdo pues el motivo principal por el que practicamos sexo no es la procreación; de hecho, la mayoría de veces que lo hacemos, no es buscando descendencia. Ni la autosatisfacción, pues la masturbación podría suplir perfectamente esa necesidad. Tampoco el mero placer, pues el sexo no significa placer garantizado, ni un placer egoísta pues a los clientes de las escorts les gusta verlas disfrutar.

Por estos motivos y muchos más, llegamos a conclusión de que el sexo es una conexión personal, un intercambio de placer y emociones para el que la girlfriend experience se plantea como la mejor opción para los que desean conectarse más allá de la tecnología.

10 octubre 2017  - 
0
Comparte


* El comentario se publicará después de que lo revisemos.